Adquisición

La Caixa confirma la adquisición del negocio de banca privada de Morgan Stanley

La Caixa ha comprado el negocio de banca privada del grupo Morgan Stanley en España, incluidas sus gestoras de activos y de pensiones. Con esta operación se sitúa entre las tres primeras entidades españolas de banca privada con más de 25.000 millones de volumen de negocio.

Según la caja de ahorros, la operación permitirá potenciar su negocio de banca privada en línea con su plan estratégico. De esta forma, se situará entre las tres primeras entidades españolas de banca privada, con más de 25.000 millones de volumen de negocio y el objetivo de alcanzar el liderazgo en 2010.

La Caixa ha asegurado que la operación se ultimará tan pronto como se obtengan las autorizaciones de los

organismos competentes y entes reguladores. Además, está previsto que Criteria participe posteriormente en la operación adquiriendo la gestora de activos y la de pensiones.

El presidente de la entidad, Isidro Fainé, ha asegurado que la adquisición es ¢una oportunidad que encajaba con las líneas estratégicas de la entidad para los próximos años, que contemplan situar la división de banca privada de La Caixa en una posición de liderazgo en España¢.

El montante de la compraventa, que no se ha hecho público, podría rondar los 600 millones y supondrá que la caja catalana se hará con un volumen de patrimonio gestionado de aproximadamente los 9.000 millones de euros, de los cuales unos 1.700 son valores.

Esto incluye una gestora de fondos que La Caixa traspasará a Invercaixa, sociedad de valores que lleva este tipo de actividad y que depende de Criteria, el 'holding' de participadas de la primera caja española. Con la operación, Invercaixa incrementará su cuota de mercado del 5,5% al 7,5%.

Morgan Stanley decidió esta venta a primeros de diciembre y en el proceso se han caído otras entidades que han ido desestimando la operación, como Caja Madrid o el banco francés BNP.

La división de banca privada de Morgan Stanley incluye más de 430 empleados, pero la empresa estadounidense pretende seguir asesorando a aquellos clientes con patrimonios por encima de los 3 millones de euros.