5d Inversión

La Bolsa española salva la semana más convulsa de su historia

El Ibex limita la pérdida al 3,77%, pero los analistas advierten que la volatilidad seguirá las próximas jornadas.

Los inversores han afrontado esta semana una auténtica prueba de fuego, con desplomes y rebotes históricos del Ibex 35 incluidos. La poderosa espiral de ventas que arrasó las Bolsas el pasado lunes se convirtió en el tema que acaparó más espacio en los periódicos, las radios y la televisiones. El selectivo sufrió un hundimiento del 7,54%, el peor desde que fue creado en enero de 2002. Incluso los afortunados ahorradores que no tenían ni un euro en renta variable estaban asustados ante los fatídicos vaticinios de crisis pregonados por una parte de los medios de comunicación.

Sin embargo, la calma llegó tres días después de la tormenta. El Ibex 35, al compás de la corriente alcista de sus colegas europeos, protagonizó el jueves una escalada del 6,95%, la mayor de la historia, ahuyentando momentáneamente el pánico desatado las jornadas previas. ¿Ya no había de qué preocuparse? En medio de tanto trajín, distintos actores decidieron tomar cartas en el asunto. Ben Bernanke se adelantó a la esperada reunión del próximo 30 de enero y recortó los tipos en Estados Unidos en 0,75 puntos porcentuales, hasta dejarlos en el 3,5%, y los reguladores del estado de Nueva York pergeñaron un plan para salvar a las conocidas como monolines, las aseguradoras que avalan emisiones de bonos (véase página 28).

Finalmente, el balance de los últimos cinco días de Bolsa ha sido negativo, pero no el peor. El Ibex ha retrocedido un 3,77% en su séptima semana consecutiva de caídas, si bien tiene el consuelo de haber resistido mejor las órdenes de venta que la mayoría de los índices del Viejo Continente. Así, el Dax alemán se ha derrumbado un 6,80%; el Cac francés, un 4,21%; y el Euro Stoxx 50, un 5,46%. Sólo el Ftse británico ha capeado mejor el temporal con un escueto descenso del 0,55%.

La diferencia entre el mínimo y el máximo semanales del selectivo ha alcanzado el 13%

Y para poner la guinda final a estos cinco días de vértigo, unas dosis adicionales del hilo conductor de las últimas semanas: volatilidad hasta el último minuto. El Ibex 35, que llegó a anotarse un 2,93% en su mejor momento, perdió fuelle en la recta final y concluyó con un pírrico avance del 0,26%, hasta los 13.141,1 puntos, lo que sitúa sus pérdidas anuales en el 13,44%.

Las palabras de Alan Greenspan, el ex presidente de la Fed, que volvió a señalar que Estados Unidos puede entrar en recesión aunque no es seguro, provocaron el desasosiego en Wall Street durante la parte de la sesión que comparte con las Bolsas europeas, lo que desencadenó el desfondamiento de éstas. El volumen negociado en el mercado continuo ascendió a 6.971,4 millones de euros, por debajo de las cifras de los últimos días que marcaron su récord el día 21, el del desastre, cuando se negociaron 9.438,4 millones.

El panorama es tan desesperanzador que sólo uno de los valores del selectivo, Sogecable, bajo los influjos de una opa, logra apuntarse avances en 2008 y mientras que 25 de ellos registran retrocesos superiores al 10%. Los pequeños valores, no obstante, han superado esta marca -por la parte negativa, eso sí-, ya que el Ibex Small Cap se devalua un 16,28% en el año. Por su parte, el Medium Cap, el representante de las firmas medianas, se ha dejado un 13,58%.

La última sesión de la semana estuvo presidida, aparte de por los erráticos movimientos, por los avances en el Ibex 35 de Telecinco (4,23%), Gamesa (3,05%), Iberdrola (2,75%) y Bankinter (2,61%), mientras que fuera del índice brillaron Astroc (13,9%), Corporación Dermoestética (9,34%) y GAM (7,01%). De los dos grandes bancos españoles, BBVA cerró sin cambios y Banco Santander consiguió sumar un 0,67%, desligándose así del mal comportamiento del sector bancario europeo, ejemplificado en el pésimo comportamiento de Fortis (-10,92%) y de ING (-5,22%) ante los rumores que aseguraban que el primero podría llevar a cabo una provisión y que ambos anunciarán que ganarán menos dinero del previsto inicialmente. Estas informaciones se producen después de que el pasado jueves Société Générale anunciara unas pérdidas de más de 4.900 millones de euros por la operativa fraudulenta de uno de sus operadores, además de 2.050 millones de euros adicionales por la depreciación de activos afectados por la crisis subprime.

La volatilidad, eso sí, ha dado grandes oportunidades a los que juegan a corto plazo. Como ejemplo, el Ibex 35 ha llegado a subir más de un 13% desde el mínimo del miércoles al máximo del viernes. Eduardo Faus, responsable de análisis técnico de Renta 4, advierte que 'la reacción semanal ha sido llamativa por su fortaleza, lo que hace pensar que el rebote puede tener vigencia hasta el entorno de los 14.500 puntos en el Ibex 35 en las próximas semanas'. Sin embargo, el experto especifica que 'la Bolsa sigue bajo el control de una férrea tendencia bajista, cuya vigencia será incuestionable hasta que el índice se mantenga en entorno de máximos durante unas cuantas semanas seguidas'.

Y en Wall Street

La semana bursátil ha sido muy distinta al otro lado del Atlántico. Pese a que los temores tienen allí su epicentro, los cierres semanales han sido mucho más amables. De hecho, han dominado las subidas. El Dow Jones ha ganado un 0,89%; el S&P, un 0,4%, aunque el Nasdaq ha caído un 0,6% debido a que el viernes las órdenes de venta ganaron claramente la partida. Así, el Dow Jones cedió un 1,38%; el S&P 500, un 1,6; y el Nasdaq, un 1,47%, con los bancos una vez más en el punto de mira, ante los rumores que hablan de más pérdidas por subprime. Schroders, de hecho, señala que necesita 'ver a los bancos limpiar sus balances de morosidad por medio de provisiones de crédito, reestructuraciones y reducciones en dividendos'.

Los expertos piden calma y prudencia

Jordi Padilla, Atlas Capital

'Ni el lunes había motivos para vaticinar el fin del mundo bursátil ni ahora los hay para pensar que estamos en el paraíso. Lo cierto es que hay razones objetivas que justificaban una corrección de los mercados, como la crisis crediticia y la desaceleración económica. Después de la convulsión vivida en la semana, es probable que el rebote dure un poco más, de tal forma que el Ibex 35 pueda alcanzar los 13.500 o los 13.600 puntos'.

Jesús de Blas, Crédit Agricole-Mercagentes

'Estamos viviendo una situación complicada donde lo incuestionable es que la tendencia es bajista desde el punto de vista técnico. Sin embargo, hay dudas sobre si la subida es un simple rebote o realmente puede convertirse en un punto de inflexión, a tenor de la evolución de los índices de Wall Street. Mi escenario más probable es que la volatilidad se mantenga en niveles elevados hasta que concluya el primer trimestre'.

Mariano Sancho, Riva y García

'Hace falta reflexión, cautela y prudencia, después de haber asistido a un espectáculo bursátil dominado por el miedo. Curiosamente, el epicentro de la crisis está en Estados Unidos, pero sus Bolsas han resistido e incluso han cerrado la semana con avances. La situación de la renta variable es muy peculiar: a los precios actuales hay muchas oportunidades, si bien hay sectores en los que todavía no es conveniente entrar'.

Julián Coca, Inversis

'Nos enfrentamos a una tendencia lateral bajista. La reacción al alza que comenzó el jueves es el rebote que estábamos esperando y que podría llevar al S&P 500 al entorno de los 1.370 puntos, pero, para dar por finalizada la corrección, es necesario que vuelva a situarse por encima de los 1.410 puntos. Entre tanto, lo más probable es que el Ibex 35 oscile entre los 12.000 y los 13.000 puntos con un techo en los 13.500'.

Las ocho claves que explican los sobresaltos de los mercados

1. El S&P 500 perdió el 17 de enero los 1.360 puntos, un nivel clave desde el punto de vista del análisis técnico.

2. El lunes 21 Wall Street cerró sus puertas por la festividad de Martin Luther King, dejando a las Bolsas europeas sin su tradicional referencia.

3. La solvencia de las aseguradoras de bonos en EE UU está en entredicho, después de que Ambac pueda sufrir más rebajas de su calificación crediticia.

4. La posibilidad de una una recesión en Estados Unidos cobra fuerza a tenor de los últimos datos 'macro'.

5. Société Générale se vio obligado a cerrar millonarias posiciones fraudulentas en derivados de uno de sus operadores.

6. Se produjo una espiral de ventas debido a la ruptura de niveles clave y la activación de 'stop loss' para cortar las pérdidas.

7. El BCE echó un jarro de agua fría a los parqués europeos al anunciar Trichet que no prevé recortar los tipos de interés en la zona euro.

8. El cierre de posiciones bajistas motiva violentas reacciones al alza, como las vividas el pasado jueves.

Los escudos. Las medidas contra la crisis en EE UU

Fed: el golpe de efecto de Ben Bernanke el pasado martes, que recortó los tipos en 0,75 puntos hasta el 3,5% fue un balón de oxígeno para las Bolsas.

'Monolines': los reguladores del estado de Nueva York preparan un plan de rescate para las aseguradoras que se dedican a avalar emisiones de bonos.

Fiscalidad: Bush aproboron un plan de estímulos fiscales por unos 150.000 millones de dólares.