Fraude

Doce detenidos por estafar casi 5 millones de euros a Caixa Girona con falsas hipotecas

Los Mossos d'Esquadra han detenido a doce personas, entre ellas el director de una oficina bancaria de Caixa de Girona en Malgrat de Mar (Barcelona), acusados de estafar casi 5 millones de euros a esta entidad bancaria a través de operaciones fraudulentas de préstamos con garantía hipotecaria.

Según ha informado hoy la policía catalana, la red desarticulada, cuyos miembros contaban con numerosos antecedentes por delitos de estafa, tramitó hasta dieciocho operaciones fraudulentas, con la connivencia del director de la oficina, con lo que estafaron a Caixa de Girona casi 5 millones de euros.

Para hacer la estafa, los detenidos compraban una finca a su propietario legítimo a precio de mercado mediante una hipoteca solicitada a la sucursal de Malgrat de Mar.

Inmediatamente, el comprador vendía el inmueble a un precio muy superior a otro miembro de la misma organización, que pedía una nueva hipoteca en la misma oficina, que le concedían con la ayuda del director de la sucursal y con la que cancelaba la del primer comprador.

La diferencia entre el precio de compra y el de venta quedaba ingresada en la cuenta corriente del primer comprador, que retiraba el dinero en metálico o lo desviaba a paraísos fiscales antes de que la entidad bancaria pudiera detectar que el último comprador, que eran vagabundos captados como testaferros, no abonaría las cuotas mensuales.

La investigación se inició a mediados del pasado mes de octubre, después de que los departamentos de Auditoría Interna y de Seguridad de Caixa de Girona detectaron y denunciaron la concesión irregular de varios préstamos hipotecarios y personales, mayoritariamente durante el segundo trimestre del año, desde la sucursal de Malgrat de Mar.

Al parecer, el vagabundo contratado por la red para actuar como testaferro cobraba unos 1.000 euros, y tras la operación no podía aportar el dinero requerido al ser insolvente.

Para hacer la estafa, la banda falsificaba las tasaciones de las fincas, las nóminas, las declaraciones del IRPF y del impuesto de sociedades de empresas mercantiles que a veces hacían participar en la operación y que no podían ser investigadas porque eran de creación reciente.

La operación policial continúa abierta, por lo que no se descartan más detenciones, y además los Mossos investigan si el grupo ha actuado de forma parecida con otras entidades bancarias.