Automoción

La UE impulsa las plantas españolas de automóviles

Cinco de los más vendidos se ensamblan en factorías de España

Las plantas españolas dedicadas a ensamblar automóviles vuelven a estar de enhorabuena gracias al éxito de ventas en los principales mercados europeos. La producción de vehículos en las factorías españolas se elevó el pasado año a 2,89 millones de unidades, lo que representa un aumento del 4,04% en relación con 2006. Estas cifras suponen el cuarto mayor volumen logrado en la historia, según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac). 2008 deberá ser otro buen año si se cumplen las previsiones del sector. La patronal pronostica un alza para 2008 de entre el 1% y el 2%.

Detrás de este buen momento se esconde la buena acogida de los turismos españoles en los principales mercados europeos, fundamentalmente el italiano, el francés y el inglés. Cinco de los coches más vendidos del continente -el Peugeot 207 (ensamblado en Villaverde, Madrid), el Ford Focus y el Fiesta (ambos producidos en Almussafes, Valencia), el Opel (Vauxhall en el Reino Unido) Corsa, que se fabrica en Figueruelas, Zaragoza; y el Renault Clio (Valladolid) se montan en exclusiva o parcialmente en alguna de las 15 plantas actualmente instaladas en la Península Ibérica.

Y la lista podría haber alcanzado las seis si el Polo de Volkswagen no se hubiese caído de la clasificación durante el último trimestre del pasado ejercicio, según los datos que ofrece la consultora especializada JATO Dynamics. Este vehículo sale de las instalaciones que la multinacional francesa posee en Palencia.

Los turismos son, de hecho, los automóviles que han arrastrado la producción en España. En este tipo de vehículos, los de mayor volumen para las plantas, se produjo un incremento del 5,6%, con un total de 2,19 millones de unidades, y logró compensar la producción de vehículos industriales que sufrió un descenso del 0,6%, hasta alcanzar un total de 580.929 unidades.

Por lo general, como es lógico, son los vehículos que se encuentran más o menos en el inicio de su ciclo productivo los que cosechan mejores resultados comerciales. Es el caso del Peugeot 207 (que logró mejorar sus ventas un 105%), el Ford Focus (que, sin embargo, perdió el 7,8%), el Opel Corsa (que es el segundo modelo de los más vendidos que más sube, con un alza del 41,7%), el Ford Fiesta (que se mantuvo estable en el mercado, con leve un repunte del 0,6%) o el Fiat Punto (con una caída del 5,9%), todos ellos grandes apuestas de sus respectivos fabricantes. El mayor descenso lo cosecha la nueva generación del Renault Clio, que vendió el 11,5% menos el pasado año.

La lista, no obstante, ofrece automóviles que se mantienen imbatibles año tras año en la parte alta. Es el caso del Golf de Volkswagen, que supera ya las tres décadas en el mercado y que se ha beneficiado de la llegada de nuevas versiones, como la Variant. El modelo estrella de la compañía alemana logró mejorar un 4,5% sus matriculaciones con respecto al ejercicio 2006.

Como es de esperar, la mayor parte de los best sellers son automóviles de gama media o media-baja. Pero se producen dos excepciones. El noveno puesto de la lista corresponde al Volkswagen Passat, otro coche con más de 30 años en el mercado cuya última generación, sin embargo, ha experimentado una caída del 9,4%. El décimo modelo de la lista corresponde a una marca de lujo, la Serie 3 de la compañía alemana BMW, cuyas ventas han subido el 2% en el pasado año, el primero completo de la nueva generación.

PSA Peugeot Citroën, en lo más alto

El volumen logrado por Peugeot 207 en Europa no ha logrado evitar, sin embargo, que la planta que lo produce en parte, la de Villaverde (Madrid), haya experimentado un retroceso del 9,4% en su volumen hasta las 136.527 unidades. PSA Peugeot Citroën, eso sí, ha garantizado su viabilidad con la adjudicación del 207 cc. PSA fue el fabricante que más produjo en el año 2007 con un 683.609 unidades, el 12,6% más.