Componentes automoción

Federal Mogul cuenta con 690 millones para realizar adquisiciones

El fabricante estadounidense de componentes para la automoción, Federal Mogul, cuenta con una reserva de 1.000 millones de dólares (unos 690 millones de euros al cambio de ayer) para realizar adquisiciones gracias a la financiación obtenida de los bancos JPMorgan y Citigroup. Y eso, a pesar de que hace menos de un mes que la compañía logró salir de la suspensión de pagos (o capítulo 11, como se la conoce en EE UU) en la que entró en octubre de 2001.

Así lo explicó ayer el presidente y consejero delegado de la compañía, el valenciano José María Alapont, en un encuentro con un grupo de medios de comunicación. Alapont es uno de los directivos españoles más reconocidos en la industria mundial de la automoción. Anteriormente, fue el encargado de reflotar Iveco, filial de Fiat.

El ejecutivo explicó que la entrada en suspensión de pagos se produjo a raíz de una serie de reclamaciones por casos de asbestos. Por eso, y con el fin de separar su responsabilidad por este asunto de su auténtico potencial operativo, se procedió a la suspensión de pagos.

Estructura óptima

El directivo valenciano aseguró que Federal Mogul cuenta con una estructura de negocio óptima, dado que obtiene el 50% de la facturación fuera de EE UU (que Alapont espera que suponga el 33% en 2010), y que no hay cliente que represente más del 7% de la facturación de la compañía. 'Contamos con una gama de productos tecnológicamente avanzada', añadió.

La compañía cerró 2007 con una facturación que oscila entre 6.500 millones y 7.000 millones de dólares (entre 4.491 millones y 4.837 millones de euros). El directivo rehusó dar la cifra exacta por cuestiones regulatorias. Federal Mogul cuenta con una planta en Badalona, que mueve unos 69 millones anuales.