Jornada de pánico en los mercados

Santander, Iberdrola y Telefónica, a la cabeza de las caídas

La drástica reducción del valor del Ibex, casi 40.000 millones de euros en la jornada de ayer, fue de la mano de los blue chips, ya que Telefónica, Iberdrola y Santander perdieron más de 20.000 millones. En el año, el ranking de descensos está encabezado por Gamesa, Acciona y el banco que preside Emilio Botín.

Tres de los cuatro valores con más peso del Ibex -Telefónica, Santander e Iberdrola- redujeron ayer la capitalización de índice de referencia de la Bolsa española en 20.000 millones de euros. Toda una sangría que fue acompañada de otros espectaculares batacazos que, en conjunto, llevaron a que el Ibex menguara su valor en casi 40.000 millones de euros en una sola jornada.

Esta sonora debacle se une a los descensos de jornadas precedentes y así el Ibex pierde más de 100.000 millones de euros este año. El índice cerró 2007 con una capitalización bursátil de 602.147 millones de euros que se ha reducido en sólo 14 jornadas bursátiles, las que se han celebrado este año, a 500.494 millones de euros. Al igual que ayer a esta caída han contribuido casi todas las acciones del índice, aunque los que más pesan en él, Telefónica, Santander, BBVA y Repsol lo han hecho en mayor medida, ya que han reducido sus respectivas capitalizaciones bursátiles en 10.358 millones, 21.702 millones, 13.343 millones y 5.518 millones de euros. La operadora ha caído un 9,27%, el banco que preside Emilio Botín lo ha hecho en un 23,8%, la entidad que dirige Francisco González ha cedido un 21% y la petrolera, un 17,92% en relación a los cierres del 31 de diciembre.

Si bien esos son los valores que, por contar con un mayor tamaño, más están aportando al desastre del índice selectivo en 2008, no son los que en más caen en porcentaje, a excepción de Santander. En esta lista están incluidos Gamesa y Acciona con descensos del 27,17% y del 22,83%. Aunque el banco que preside Emilio Botín subió un discreto 4,6% en 2007, las otras empresas habían contado con el favor de los inversores en ejercicios anteriores. La compañía de energías renovables subió un 53,3% en 2007 y la constructora se revalorizó un 53,6% ese mismo año.

El índice selectivo se abarata en más de 100.000 millones de euros en el año

TELEFÓNICA 6,11 -2,86%
IBERDROLA 11,18 1,31%
SANTANDER 3,78 -1,74%

Pero en el ranking de los que presentan peor comportamiento en estas tres semanas figuran, asimismo, algunos de los que aguaron la subida del Ibex en el ejercicio precedente. Y así en él están casi todos los bancos: Santander está acompañado por Popular, Banesto, Sabadell y BBVA.

Y las constructoras con caídas que pueden calificarse de significativas (entre el 14% y el 20% para Ferrovial, FCC, ACS y Sacyr en este año), se encuentran, no obstante, en el segmento medio del Ibex, pero más por demérito de los otros valores que por méritos propios. Pero además estas compañías, junto a las inmobiliarias, fueron las que peor se condujeron en 2007, por lo que parten de valoraciones más deprimidas.

Hablar de refugios en renta variable cuando los mercados bursátiles soportan una tormenta histórica y todos los valores a excepción de Sogecable, en proceso de opa, descienden con fuerza no parece muy apropiado. Pero es cierto que las empresas que cuentan con ingresos recurrentes, como Cintra, Enagás y REE presentan unas pérdidas menos voluminosas, 7,55%, 8,22% y 9,1%, respectivamente en 2008.

En ese colectivo está también Grifols, con una caída del 4,9%, lo que la convierte en el tercer mejor valor del Ibex. Esta empresa está previsiblemente apoyada en el buen comportamiento, al menos relativo, del sector farmacéutico en Europa.

La banca, el sector más castigado Farmacéuticas y 'telecos', las menos malas

El efecto de la crisis de la subprime (hipotecas de alto riesgo) que arrasa la banca a los dos lados del Atlántico, aunque con más fuerza en Estados Unidos, ha hecho que los inversores huyan en masa del sector. Los datos no dejan lugar a dudas. En lo que va de año, el índice Europe Stoxx Banks pierde más del 18% y casi todos sus miembros presentan pérdidas que cuentan dos dígitos.

Son muchas las entidades que presentan descensos históricos este año. El portugués BPI cae un 27,99%, el alemán Commerzbank, lo hace en un 27,80% y el también portugués Espírito Santo, un 22,33%. En ese mismo grupo está el holandés Fortis que pierde más del 21% de su valor en las dos largas semanas bursátiles transcurridas desde el comienzo de 2008.

En parte estas caídas son reacciones a las noticias que saltan de forma recurrente y que muestran las millonarias provisiones que las más grandes entidades financieras del mundo están realizando para compensar las pérdidas acumulas por la crisis hipotecaria. Y cómo, por tanto, sus resultados se ven afectados por esas partidas. Es el caso del banco estadounidense Citigroup que ha tenido que realizar provisiones por 18.100 millones de dólares. Citi pierde un 16,9% en el año, pero se desvalorizó más de un 47% en el ejercicio precedente. Suerte similar ha corrido Merrill Lynch y se espera que otras entidades presenten soluciones similares a problemas parecidos.

Sin dejarse llevar del todo por este poco propicio ambiente algunos expertos destacan que estos descensos hacen que algunas entidades presenten valoraciones muy atractivas en términos del PER. Uno de ellos es el BBVA que cuenta con varias recomendaciones de compra, como las emitidas por JPMorgan, Dresdner y Deutsche Bank. Sin embargo, desde el lado negativo se resalta su fuerte presencia en México, economía que podría verse afectada por la recesión de EE UU.

Farmaceúticas y 'telecos', las menos malas

Aunque todos estén en negativo, las compañías farmacéuticas y de telecomunicaciones del Euro Stoxx son las que menos caen en este nefasto inicio de año, seguidas de las utilities (empresas de servicio público). En el lado opuesto están banca y turismo y ocio.

En coherencia con esos datos, Deutsche Telekom presenta la caída más suave, con una desvalorización del 4,19%, dentro del desolador panorama del Dax de Fráncfort. A continuación figuran Fresenius Medica y Merck. En el lado opuesto están Hypo Real Estate y la empresa de viajes Tui. En el colectivo de los más perdedores se encuentran también Commerzbank y Daimler. El sector automovilístico es otro de los más castigados.

También el Cac de París está liderado por una operadora de telecomunicaciones: France Télécom. Sanofi, Gaz de France, Suez y Danone se encuentran en el grupo de los que teóricamente mejor lo hacen en el año, aunque con descensos entre el 4,3% y el 11,9%. Mientras algunos de los líderes industriales franceses y paneuropeos presenten este año su peor cara. Es el caso de Arcelor, EADS y Renault, que pierden un 28,6%, un 27,16% y un 21,61%, respectivamente.

Y el panorama del índice general de la Bolsa española es similar, aunque en él se refleja con más datos que en el Ibex que el castigo a las inmobiliarias no ha concluido. La lista roja está liderada por Astroc, que ha perdido el 50% de su valor desde la última jornada del pasado diciembre. En positivo están Amper, Prim, Cleop y Natra.