Jornada de pánico en los mercados

El Ibex 35 vive la peor jornada desde su creación en 1992

El índice pierde un 20,82% desde el récord de noviembre

Esto sí que es miedo'. Con esta frase definió ayer Natalia Aguirre, directora de análisis de Renta 4, la sesión de ayer en las Bolsas. La caída fue de las que hacen historia. En el caso del Ibex 35 fue la mayor desde que empezara a funcionar en 1992. Concluyó con un descenso de 1.029 puntos. Un 7,54% o más de lo que subió en todo 2007.

Fue la peor sesión en la historia de un selectivo que tiene ya 15 años. El 10 de septiembre y el 1 de octubre de 1998 cedió más del 7% con la crisis del hedge fund Long-Term Capital Management (LTCM) de por medio; el 13 de enero de 1999 perdió el 6,9% por la devaluación del real, el 11 de septiembre de 2001 se dejaba el 4,56% por los atentados en Estados Unidos, y el 30 de julio de 2002 el anuncio de quiebra de Worldcom se tradujo en un recorte del 5,07%.

El Índice General recortó el 6,91%. Se trata de la tercera jornada de peor resultado desde 1980, fecha a partir de la cual se disponen de datos. Vivió una bajada del 9,28% el 29 de enero de 1987 tras una caída vertiginosa del dólar, y del 8,29% el 19 de agosto de 1991, por el golpe de Estado en la Unión Soviética que derrotó a Gorbachov. Paradójicamente, el 19 de octubre de ese año, cuando el Dow Jones bajó el 22,38% en un día, el mercado español que aún no era electrónico se colapsó y bajó sólo un 5%.

Con una caída histórica como la de ayer en el Ibex, la pregunta de rigor es si la crisis de ahora es peor que las anteriores. Los analistas no lo creen, pero ante la magnitud de los acontecimientos admiten no confiar demasiado en sus premoniciones. 'El mercado vale más, pero con la dinámica actual es difícil prever nada. Hay mucha volatilidad y es muy complicado hacer valoraciones de las compañías. La clave está en el tiempo', comenta Juan Solana, de Intermoney Valores

3.300 puntos menos

La Bolsa ha permanecido muy volátil desde que el 8 de noviembre alcanzara máximo histórico en 15,945,70 puntos. La caída acumulada es del 20,82%, que traducido a puntos significan 3.319 perdidos. El Dax ha caído el 16% en relación al récord de julio y el Dow Jones y el S&P el 15% cada uno.

La salida de dinero ha sido arrolladora, y sólo siete valores de la Bolsa española se han mantenido en positivo en estos dos últimos meses (Sotogrande, Cleop, Bankinter, Reyal Urbis, Metrovacesa, Altadis y Sogecable), casi todos por estar pendientes de opas o ser muy poco líquidos. El mayor castigo lo han recibido las constructoras e inmobiliarias. Astroc pierde el 76%, Renta Corporación, el 57%, y Colonial, el 55%. El 15% de los 136 miembros del continuo cae más del 40% desde los máximos del Ibex, y otro 38% más del 30%.

Destacados en la sesión de ayer

Iberdrola

Fue el peor valor del Ibex, con un descenso del 12,58%, y registró la mayor caída de toda su historia. Ayer se desplomó hasta 8,55 euros, su cambio más bajo desde marzo de 2007. Su filial Renovables cotiza un 16,03% por debajo de su salida a Bolsa, tras perder ayer un 7,7%, hasta 4,45 euros.

Santander

Su cotización se hundió un 9% y se situó en 11,32 euros, mínimos desde julio de 2006. En el año, se deja ya un 23,46% en Bolsa y desde los máximos de octubre un 24,5%. Fue la empresa más negociada con 170,38 millones de títulos y un importe de 1.976 millones de euros. Esta cifra triplica su media diaria.

Sacyr Vallehermoso

Registró el segundo mayor recorte del índice Ibex 35, con un 11,05%, que sitúa el precio de sus acciones en 21,33 euros. Se trata de la cotización más baja de la inmobiliaria en casi dos años. Desde sus máximos, alcanzados en noviembre de 2006, la compañía ha perdido un 60,5%.

Realia

La compañía inmobiliaria retrocedió ayer un 5,98%, hasta los 5,35 euros, y se coloca ya un 17,69% por debajo de su precio de salida a Bolsa, el pasado 6 de junio. No es la única. Criteria, Codere, Almirall, Fluidra o Clínica Baviera también están ya muy por debajo de su debut en el mercado.

Banco de Galicia

La filial de Banco Popular consiguió ayer desmarcarse del resto del mercado y despegar desde la zona de mínimos de 2003. Se anotó una subida del 3,96%, la mayor de todo el continuo, y despidió la jornada en 16 euros. Eso sí, con un volumen de contratación testimonial, que se cifró en 780 títulos.

La opinión de lo analistas

Javier Barrio, BPI

'La caída del mercado me parece brutal, más un día como hoy por ayer en el que no hay ningún dato relevante y que Wall Street no abre. Nadie esperaba una pérdida del 20% desde los máximos históricos y que en sólo un mes el índice se haya dejado 3.000 puntos. Históricamente hemos visto que con caídas tan fuertes la Bolsa se ha recuperado pronto, pero ahora el trasfondo es muy negativo. En este momento no hay nada que pueda animar a la gente a comprar; al menos, en el corto plazo'.

Luis Benguerel, Interbrokers

'La Bolsa se está dando la vuelta y está dejando claro que hay un cambio de ciclo. Estamos en un mercado bajista, en el que podemos ver rebotes, pero sin fuerza. Llevábamos tiempo pensando en una recuperación, que aún no hemos tenido. Volver a los niveles de máximos va a costar, pueden pasar años, a pesar de que estamos en unos niveles desde el punto de vista técnico que nos indican que el índice está sobrevendido; nunca había visto esto. Es muy difícil encontrar una zona de soporte. No estamos acostumbrados a ver que el Santander, por poner un ejemplo, caiga un 9%'.

Juan Solana, Intermoney

'Con una caída como la que llevamos acumulada desde máximos la confianza de los inversores queda debilitada; para recuperarla tiene que pasar tiempo. Los inversores se quieren quitar de en medio después de perder todo lo ganado en 2007. Se puede decir que hay un exceso de prudencia, y el principal problema no es que se venda, sino que no hay gente que compre'.

Natalia Aguirre, Renta 4

'Estamos en un momento de pánico vendedor y la experiencia demuestra que es la peor situación para deshacer posiciones. Hay gente que se está planteando un cambio de ciclo después de cinco años de subidas, y en qué medida podría afectar eso a la eurozona. Desde máximos hemos caído en vertical, no se ha producido ningún rebote. Estamos a la espera de que se produzca, pero con esta volatilidad y negatividad es difícil saber donde está el suelo'.