_
_
_
_
Aeronáutica

Airbus pierde la batalla de 2007 pese al récord de pedidos

Airbus perdió en 2007, por segundo año consecutivo, la batalla por liderar el mercado aeronáutico frente a su rival Boeing, pese a acabar el año con una cifra récord de pedidos.

Finalmente, la filial de EADS cerró el ejercicio con 1.341 nuevos encargos, por valor de 157.100 millones de dólares (107.081 millones de euros) a precios de catálogo, frente a los 1.413 pedidos logrados por el grupo estadounidense. Sin embargo, Airbus fue superior en el número de entregas, con 453 aparatos, 12 más que Boeing.

El consejero delegado del fabricante europeo, Tom Enders, expresó ayer en Toulouse (Francia) su satisfacción por los niveles de pedidos alcanzados, a unos precios de venta, además, mejores de los esperados. 'Esto demuestra que nuestros clientes tienen fe en Airbus y creen en nuestros productos', afirmó. La cartera de encargos del grupo asciende ya a 3.421 aviones, lo que le garantiza al menos seis años de trabajo.

Los responsables de Airbus consideran que este año la demanda en el mercado aéreo se seguirá manteniendo fuerte, pero no con la misma intensidad que en 2007. En este sentido, el responsable comercial, John Leahy, advirtió de que el sector se está acercando ya a la parte más alta del ciclo.

Según sus previsiones, en 2008 Airbus entregará más de 470 aparatos. Los encargos estarán 'claramente por debajo' de esta cifra, avanzó Enders, quien aclaró que, en todo caso, esta ralentización no tendrá unos efectos negativos ya que los niveles de producción se van a mantener. 'Tenemos una gigantesca cartera de pedidos, y de calidad', insistió.

El máximo responsable del fabricante aeronáutico también se refirió a la aplicación del Power 8, el plan de ajuste puesto en marcha en 2007 para tratar de superar la crisis provocada por los sucesivos retrasos del superavión A-380.

Según explicó, los resultados conseguidos el primer año ya están siendo superiores a los esperados. Así, los ahorros logrados son cercanos a los 500 millones de euros, frente a los 300 millones previstos. En cuanto al recorte de empleo, explicó que ya se ha completado en un 30% el objetivo de reducir en 10.000 el número de trabajadores de la compañía. En este punto, recordó que el ajuste laboral se ha logrado no sólo con la salida de empleados de la plantilla de Airbus sino también con la no renovación de subcontratas y de contratos temporales.

Como ya viene advirtiendo desde hace meses, Enders insistió en que la compañía tendrá que poner en marcha medidas adicionales a las incluidas en el Power 8 para poder contrarrestar los efectos de un dólar cada vez más débil.

En el marco de estas medidas, que se concretarán en los próximos meses, se refirió a la búsqueda de nuevos emplazamientos para tratar de trasladar parte de la producción fuera de la eurozona. Un proceso 'complicado', dijo, porque se trata de buscar países con unos costes bajos pero sin sacrificar los compromisos de calidad que mantiene Airbus.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_