CincoSentidos

Un asesor para entrar en Oxford y en Cambridge

Llega la asesoría personal para ser admitido en las grandes universidades. La clave: el aplomo y la inventiva

Un asesor para entrar en Oxford y en Cambridge
Un asesor para entrar en Oxford y en Cambridge

James Uffindell, vestido con un traje mil rayas y un auricular inalámbrico en la oreja, corre por los pasillos de una mansión dieciochesca de las afueras de la ciudad inglesa de Oxford dirigiéndose a presidir un retiro de fin de semana para 175 ambiciosos adolescentes. Está vendiendo un sueño: una papeleta para entrar en Cambridge o en Oxford, los dos pilares del sistema de enseñanza superior de Reino Unido. Los padres compran sin reparar en el gasto. Según Bloomberg, el precio de asistencia es de 1.125 euros.

Los progenitores se retiran después de extender los cheques y Uffindell, de 28 años, y fundador de la consultora londinense Oxbridge Applications, pregunta a los chicos: '¿Cuántos animales llevó Moisés en el arca con él?' Más de uno picará el anzuelo. Parece que a los doctores de Cambridge les gustan las picardías. æpermil;sta es una de las preguntas que hicieron en el último examen de acceso a la Facultad de Ciencias. Uffindell y su empresa enseñan a sus jóvenes clientes a sortear las trampas y a brillar en las entrevistas. Entre las sugerencias: responder con aplomo e inventiva.

¿Qué hacer cuando tantos estudiantes sacan A en todo? Multitud de jóvenes europeos codician el título de estas facultades por el prestigio, la excelente instrucción y la oportunidad de ser uno de sus distinguidos ex alumnos. Grandes bancos y firmas de abogados cortejan a sus graduados y Cambridge tiene más premios Nobel (82) que ninguna otra universidad. Ambos centros se están abriendo a las clases medias y el acceso se complica. Cambridge dice que para el 2011 quiere que el 60% de sus estudiantes vengan de escuelas estatales, frente al 56% de 2006.

La meta del seminario y de las consultoras que ayudan a preparar el acceso, un camino labrado desde hace tiempo en EE UU, es ayudar a los estudiantes a pulir las respuestas que darán en las entrevistas. Uffindell explica que el estudiante necesita saber lo que estas instituciones buscan: motivación y pasión por el estudio.

'Lo que consiguen es hacernos creer firmemente que podemos ocupar uno de esos pupitres', asegura Nick de Taranto, un alemán de 18 años. 'Estas empresas destapan talentos', asegura Alfonso Vericat, uno de los mentores españoles más reputados. Vericat, que ha diseñado varias carreras profesionales, reconoce la dificultad de los estudiantes latinos para acceder a estos centros cuando se trata de cursar una licenciatura y no un posgrado. 'La mayoría de nuestros jóvenes siguen sin saber el inglés suficiente y tienen demasiado apego familiar. Además, el número de becas, y su cuantía, dificultan la salida. A estos campus sólo va gente muy privilegiada intelectualmente'.

Este consultor no cree que el negocio de acceso a la enseñanza superior llegue a nuestro país. Luis Tejada, prestigioso asesor de empresas familiares, afirma sin tapujos '¿de verdad cree que es necesario irse a Oxford o Harvard para cursar una carrera? Los clientes de Oxbridge Applications están dispuestos a pagar 4.600 euros por ello. Y los triunfadores pagan 2.600 adicionales.

¿Lo sabe usted?

Prepárese para pasar una tarde entretenida. Esto no es el Trivial. Sólo un pequeño muestrario de las preguntas de acceso a las facultades de Cambridge y Oxford. Un reto para cualquiera.

¿En qué se parecen Enrique VIII y Stalin?

¿Cree que el feminismo ha muerto?

¿Cómo describirías a un habitante de Marte?

¿Cómo reducirías los crímenes cometidos por la arquitectura moderna?

¿Era impulsivo Romeo?

¿Puedes imaginarte un mundo sin leyes?

¿Por qué Enrique VIII llamaba a su hijo Arturo?

¿Usar uniforme escolar es un atentado contra los derechos humanos?

¿Qué hace una mujer fuerte?

¿Por qué no hay un gobierno a nivel mundial?

¿Fue Shakespeare un rebelde?

¿Es la naturaleza natural?

¿Cuál es tu poeta metafísico favorito?

¿Es el ángel del Señor la reencarnación de Jesús?

¿Es la religión una emoción?

¿Cuál es la diferencia entre la compra y la venta de esclavos y la compra y venta de jugadores de fútbol?

¿Por qué consideras que Toys R Us es un negocio que se hunde?

¿Cuándo se muere una persona?

¿Hay demasiada gente en el mundo?

¿Por qué está usted sentado en esta silla?

¿Cómo viajaría a través del tiempo?

¿Es la Biblia un libro de ficción?

¿Qué problemas tiene pescar debajo del agua?

¿Cuál es tu lista negra de libros?

El examen GMAT, la llave de acceso al mejor posgrado

De 0 a 800. Así puntúa el más internacional de los exámenes del mundo: el GMAT. La llave de acceso a los MBA de las mejores escuelas de negocios. Fontaineblau, IESE, la Wharton School de Filadelfia, Chicago o la London Business School, por poner algunos ejemplos. Sin el aprobado no se entra. El examen, de origen americano, que gestiona la compañía GMAC, nace con el objetivo de evaluar la capacidad que licenciados formados en distintas ramas del conocimiento tienen para aprender las disciplinas de los negocios. EL GMAT es igual en todo el mundo. Tiene tres partes. Una cuantitativa, otra lógica y otra especializada en razonamiento de textos. Y dura aproximadamente cuatro horas. Es un examen tan sofisticado que no sólo se realiza en inglés y en ordenador, sino que las rutas de acceso a la puntuación se van modificando a medida que uno sortea las preguntas. æpermil;stas varían en función de los aciertos. æpermil;stos llevan a responder preguntas diferentes según la naturaleza de los errores. Y la calificación final depende de las notas medias de los estudiantes del resto del mundo que se examinaron ese día. Una vez realizado se puede enviar a varias escuelas de negocio. En el IESE la nota de corte es 680, según ha explicado Javier Muñoz, su director de Admisión. Sólo entonces se puede acceder a la entrevista e intentar salvar las otras 17 variables que permiten convertirse en MBA del IESE