Nombramiento

Rafael López-Tarruella, nuevo director general de Cajasol

Los miembros del consejo de administración de Cajasol aprobaron hoy por unanimidad el nombramiento de Rafael López-Tarruella Martín como nuevo director general de la entidad, cargo en el que hasta ahora permanecía en funciones Francisco Javier Romero, subdirector de Relaciones Institucionales de Cajasol, tras el cese de José María Ramírez Loma.

Esta reunión del consejo de administración de Cajasol tuvo un carácter extraordinario para abordar, como único punto del orden del día, el nombramiento del nuevo director general de la entidad, que se produce menos de un mes después del cese de Ramírez Loma.

Según indicó Cajasol en una nota, López-Tarruella, de 57 años de edad, es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, diplomado en Alta Dirección de Empresas en el Instituto Internacional San Telmo, auditor de cuentas y experto en Contabilidad y Auditoría de Entidades de Crédito por la Escuela Superior de Cajas de Ahorro (ESCA). En la actualidad también es miembro del Consejo Social de la Universidad de Huelva.

Rafael López-Tarruella, quien comenzó su andadura profesional en Banca March en Madrid, desarrolló gran parte de su carrera en la antigua Caja Rural de Huelva, entidad en la que desempeñó diversas responsabilidades como jefe de contabilidad, jefe de valores, jefe de auditoría interna, director de medios e interventor general, durante diez años.

En el año 2001, tras la fusión entre la Caja Rural de Huelva y la Caja Rural de Sevilla, que dio lugar a la creación de la Caja Rural del Sur, López-Tarruella fue "uno de los principales responsables de conducir el proceso de integración de ambas entidades, objetivo que se vio culminado con éxito". También desempeñó, entre otros, el cargo de director de la división de Banca de Empresas y Gestión de Patrimonios de la citada entidad, así como miembro del Comité de Negocio de la citada entidad.

Cajasol resaltó que además cuenta con "una visión moderna y actual del mercado nacional de entidades de ahorro, con grandes capacidades en actualización tecnológica, una de las arterias fundamentales en el proceso de integración que vive Cajasol".

La entidad por último aseguró que el nuevo director general "cuenta con un profundo conocimiento del sector financiero y del negocio bancario comercial, con dilatada experiencia en los campos de estrategia y desarrollo de nuevos productos".

Fuentes del consejo de administración de Cajasol ya precisaron ayer a Europa Press que López-Tarruella actualmente está prejubilado y no está en activo y es "experto en fusiones". Se trata de un hombre que reúne el perfil apuntado por la caja de profesional, externo a la caja y con experiencia en el sector financiero.