Comercio

Madrid estudiará ampliar las zonas abiertas 365 días al año

Los establecimientos del centro de Madrid podrán abrir a partir de ahora todos los domingos y festivos. La Comunidad de Madrid ha declarado las calles aledañas a Sol Zona de Gran Afluencia Turística y estudiaría ampliar la medida a otros barrios si lo solicitan los comerciantes.

El Ayuntamiento de Madrid había solicitado la conversión del centro de la ciudad en Zona de Gran Afluencia Turística y el Gobierno de Esperanza Aguirre no ha puesto ninguna traba. Una medida que da vía libre a la apertura de comercios todos los domingos y festivos, sin restricciones, y que afectará a los establecimientos de calles como Preciados, Carmen, Mayor, Arenal, Montera o parte de la Gran Vía.

La decisión del Ejecutivo regional será efectiva desde el 20 de enero, ya que el día 13 ya estaba recogido en el calendario de aperturas de la Comunidad, al coincidir con el periodo de rebajas. En total, podrán ampliar su horario 934 establecimientos, de los que 302 son textiles. Aunque los locales de menos de 300 metros cuadrados ya tienen libertad de apertura.

Por el momento, la única zona de la capital que podrá abrir los 365 días del año será Sol, pero podría no ser la última. 'Si hay nuevas solicitudes las miraríamos positivamente, pero no las hay', reconocía el consejero de Economía y Consumo de la Comunidad de Madrid, Fernando Merry del Val.

Ante la posibilidad de que calles como Serrano o Fuencarral soliciten su conversión en áreas de gran afluencia turística, reiteró que el objetivo de la Comunidad es 'que haya más libertad comercial', por lo que vería 'con buenos ojos' las nuevas peticiones. 'Esto es sólo una experiencia piloto', aseguró. 'Hemos consultados a 26 asociaciones y sólo cuatro han manifestado su oposición', explicó el consejero. Una negativa que proviene de los sindicatos CC OO, UGT y Fasga (Federación de Asociaciones Sindicales), así como de la Confederación de Pequeñas y Medianas Empresas (Copyme).

A favor se han manifestado los pequeños comerciantes de las calles afectadas y la gran distribución ya ha manifestado su intención de abrir. 'Las grandes superficies son locomotoras del comercio, atraen a más público', aseguró Merry del Val, que destacó la posibilidad de crear más empleo 'cuando la economía se está enfriando'.

El Gobierno regional pretende que la capital se convierta en un foco turístico, donde el polo de atracción no sea sólo la oferta cultural, ni los espectáculos, sino el comercio. 'Queremos ser plaza de turismo de compras, y competir con París, Londres o Nueva York', señalaba Merry del Val.

Decisión 'sin sentido' para el pequeño comercio

Aunque la Comunidad de Madrid asegura que el pequeño comercio del centro de la capital está a favor de la apertura 365 días al año, no todas las asociaciones del sector comparten esta decisión. 'Es una medida sin sentido, detrás sólo están los intereses de las grandes superficies', aseguraba ayer Miguel Ángel Fraile, secretario general de la Confederación Española de Comercio. 'Madrid ya tiene suficientes atractivos culturales y de ocio, no necesita más, es una excusa', insistía. 'Con esta medida lo que van a conseguir es perjudicar a los establecimientos de barrio porque sus clientes se desplazarán al centro de la ciudad', señalaba el representante de la CEC, que agrupa a cerca de 400.000 pequeños y medianos comerciantes. 'Lo que tendrían que hacer es declarar todo Madrid Zona de Gran Afluencia Turística', ironizaba Fraile.