Mercados

Wall Street cierra mixta a la espera de más datos económicos

La Bolsa de Wall Street cerró con resultados mixtos después de una jornada muy volátil y mientras los inversores aguardan a conocer más datos macroeconómicos y empresariales correspondientes al último trimestre.

Según datos disponibles al cierre, el índice Dow Jones de Industriales, que agrupa los treinta valores más importantes de la Bolsa de Nueva York, subió 27,31 puntos (0,21%) para situarse en las 12.827,49 unidades.

El mercado tecnológico Nasdaq perdió 5,19 puntos (-0,21%) hasta los 2.499,46 enteros, mientras que el S&P 500, que mide el rendimiento de las 500 principales acciones que cotizan en la Bolsa de Nueva York, avanzó 4,55 puntos (0,32%), hasta las 1.416,18 unidades.

El índice NYSE, que incluye a todas las acciones que cotizan en Wall Street, subió 30,21 puntos (0,32%), hasta las 9.462,24 unidades.

La volatilidad fue la nota predominante en la primera sesión de la semana en la Bolsa de Nueva York, que no logró afianzar del todo la moderada tendencia alcista con que inició la jornada.

El retroceso fue más palpable en el caso del mercado Nasdaq, donde cotizan las empresas de electrónica y tecnología entre otras y que cerró a la baja por séptima sesión consecutiva.

La Bolsa neoyorquina inició el año con una notable inquietud acerca de una posible recesión de la economía estadounidense, generada en parte por la crisis crediticia y el persistente declive en el sector de la vivienda.

El secretario del Tesoro de EE.UU., Henry Paulson, señaló hoy que la crisis inmobiliaria e hipotecaria en este país era ¢inevitable y necesaria¢, después de los desproporcionados incrementos en precios y ventas en los últimos años y aseguro que ¢no tiene un fácil arreglo¢.

Paulson señaló durante un discurso en Nueva York que en los próximos dos años las cuotas de cerca de 1,8 millones de hipotecas subirán con fuerza, después de las revisiones previstas en los contratos.

El Gobierno estadounidense está preocupado por las consecuencias de esos aumentos, por lo que diseñó con el sector hipotecario un plan que permitirá congelar determinados préstamos en los próximos cinco años.

A la inquietud que suscita el sector del crédito y de la vivienda se han unido otros signos recientes que sugieren un importante deterioro del mercado laboral, con el efecto negativo que eso puede tener en el consumo y en la confianza de los estadounidenses en la economía.

Los inversores están además a la espera de que se difundan en los próximos días más datos sobre la economía, así como de los resultados empresariales en el último trimestre, con el fabricante de aluminio Alcoa inaugurando la temporada el miércoles.

Las acciones de esa compañía, que forma parte del índice Dow Jones de Industriales, se depreciaron hoy más de un 5 por ciento.

También aguardan a escuchar al presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, quien hablará el jueves en Washington sobre mercados financieros y política monetaria y en cuyo discurso tratarán de hallar pistas acerca de un posible nuevo recorte de los tipos de interés este mes.

El descenso de casi un 3 por ciento en el precio del crudo de Texas, que cerró hoy a 95,09 dólares, no logró infundir mayor optimismo a la Bolsa de Wall Street.

Sin embargo, el abaratamiento del crudo contribuyó a que se depreciaran las acciones de Exxon Mobil y Chevron, las principales petroleras estadounidenses, que bajaron hoy alrededor de un uno por ciento y terminaron a 91,22 y 92,22 dólares respectivamente.

Los títulos de la cadena de restaurantes McDonald's subieron un 1,7 por ciento, hasta los 58,03 dólares, después de que el diario The Wall Street Journal informara hoy que la corporación instalará barras de cafetería en sus 14.000 establecimientos para competir con Starbucks.

La Bolsa de Nueva York movió alrededor de 1.712 millones de acciones y el Nasdaq en torno a 2.600 millones de títulos.

En el mercado secundario de deuda, las obligaciones a diez años subían y ofrecían una rentabilidad, que se mueve en sentido inverso, del 3,83 por ciento.