Inversión

Los bonos de Santander entran en pérdidas

Los bonos convertibles del Santander cerraron el viernes en Bolsa a 4.854 euros. Pese a que ya han abonado el primer cupón, los inversores que compraron a 5.000 euros registran minusvalías latentes. Mientras, las acciones suben un 2,37% desde el 17 de octubre, cuando se estableció el canje de los bonos.

Los cerca de 129.000 minoritarios que adquirieron bonos obligatoriamente convertibles del Banco Santander registran ya minusvalías latentes. Al menos, según la cotización en Bolsa del producto, que finalizó la sesión del viernes a un 97,07% de su nominal, que es de 5.000 euros, el precio al que fueron colocados. Por lo tanto, el valor del bono se situaba en 4.853,5 euros. El pago del primer cupón de unos 94 euros, realizado el pasado día 4, y el mal comportamiento de los títulos de la entidad son las causas.

El producto con el que la entidad presidida por Emilio Botín ha financiado, en parte, la compra del ABN Amro comenzó a cotizar en el segmento de renta fija del parqué el pasado 5 de noviembre y, semanas más tarde, el día 12 de diciembre, marcaron su máximo histórico, al concluir la jornada en el 105,14% de su nominal (5.257 euros). Sin embargo, han ido perdiendo fuelle al mismo tiempo que las acciones de la entidad, que retroceden un 4,7% desde el cierre de ese día.

Para hallar el valor de los bonos, a los que La Caixa se ha comprometido a dar liquidez en el mercado, la cotización del Santander tiene una importancia crucial, junto a otros factores, como las previsiones de reparto de dividendos por parte de la entidad financiera y las perspectivas de remuneración en forma de cupón de los bonos.

También influye el descuento de dichos cupones, que se abonarán los días 4 de enero, abril, julio y octubre de cada año, y cuyo importe en 2008 se situará en el 7,5% TAE (375 euros por bono). Los cuatro años restantes, la remuneración se calculará en relación al euríbor a tres meses, al que se sumarán 2,75 puntos porcentuales. Tomando como muestra el cierre del viernes de esta referencia (4,630%), la remuneración ascendería al 7,38% TAE.

Como renta variable

Con todo, los títulos del Banco Santander se anotan un 2,37% desde el cierre del 16 de octubre y la rentabilidad latente de los inversores es incluso superior, debido a que el pasado 1 de noviembre recibieron un dividendo de 0,1229 euros por acción, lo que implica un rendimiento del 3,26% desde el cierre de esa jornada.

Los expertos coinciden en señalar que los bonos obligatoriamente convertibles de Santander han de compararse con las acciones del propio banco, puesto que, de hecho, implican la obligación a adquirir las acciones en un plazo, si bien los bonistas percibirán el mencionado cupón en lugar de los dividendos.

Precisamente, para fijar el precio de canje en acciones de los bonos, que podrá efectuarse de forma voluntaria el 4 de octubre de cada año hasta 2011 y será obligatoria ese mismo día de 2012, se tuvo en cuenta la cotización ponderada de Santander el 16 de octubre y las cuatro anteriores. Dicho valor quedó establecido en 13,83 euros por título y el precio de conversión, en 16,04 euros, debido a la prima del 16% que se aplica al precio.

Preguntas y respuestas

¿Es lícito comparar los bonos convertibles del Banco Santander con las acciones de la entidad?

Sí, según los expertos es lo más apropiado, puesto que, al fin y al cabo, suponen la adquisición de los títulos del Santander. Como muy tarde, el 4 de octubre de 2012 cada bono se canjeará por 311,76 títulos del banco. Hay que recordar, por tanto, que es una inversión equivalente a la renta variable. Eso sí, los inversores que así lo deseen podrán canjearlos anticipadamente.

Pero, en cualquier caso, los bonos gozan de una remuneración asegurada, ¿no?

En la emisión se preveía un rendimiento, del 7,5% TAE el primer año, y del euríbor a tres meses los cuatro siguientes más 2,75 puntos porcentuales, pero esta remuneración no está asegurada al 100%, ya que Banco Santander se reserva la posibilidad de no abonar los cupones. Eso sí, si así lo decidiera, debería abrir un periodo de canje voluntario de bonos por acciones.

Aparte del canje, ¿existe alguna otra forma de obtener liquidez?

Sí, desde el pasado 5 de noviembre cotizan en el segmento de renta fija de la Bolsa y, además, La Caixa se ha comprometido a proporcionarles liquidez todos las jornadas de Bolsa a partir de las cuatro de la tarde a un precio teórico que se fijará teniendo en cuenta las perspectivas de remuneración en forma de cupón de los bonos y también la cotización y el dividendo previsto de Banco Santander.

¿Qué fiscalidad se aplica a los rendimientos del bono?

Los ahorradores habrán de entregar a Hacienda el 18% de la remuneración desde el primer euro, mientras que, con las acciones, los primeros 1.500 euros anuales cobrados en forma de dividendo están exentos de tributar. Eso sí, un factor positivo frente a las acciones es que el dinero abonado anualmente será previsiblemente superior al del dividendo. El primer año, los bonos ofrecen un 7,5% TAE.

Dividendos

Uno de los factores que influyen en el atractivo de las acciones del Banco Santander reside en la retribución a sus accionistas. Así, según el consenso de mercado de FactSet, su rentabilidad por dividendo se situará en 2008 en el entorno del 4,9% respecto a su cotización actual. Y el mercado espera que la retribución siga creciendo, al compás de los resultados.