Cotización

Dixons se hunde en Bolsa tras la caída de ventas en España

Las acciones de Dixons Store Group International, el mayor distribuidor europeo de equipos informáticos y de electrónica, cayeron ayer más de un 27% tras admitir que los resultados en la campaña navideña estaban siendo peores de lo esperado. La empresa culpó de esta evolución a las decepcionantes ventas en España, Italia y Reino Unido.

Dixons Store Group International (DSGi), matriz de PC City trajo ayer la incertidumbre al sector de la distribución de equipos tecnológicos de toda Europa. En un comunicado remitido a la Bolsa de Londres, el presidente de la compañía, John Collins, admitió que las ventas del grupo (sin contar las procedentes de las tiendas abiertas durante este ejercicio) cayeron un 1% en el periodo de 11 semanas concluido el pasado 29 de diciembre. El grupo se vio lastrado por la disminución en un 11% de la facturación de su división informática durante esta campaña navideña .

El directivo reconoció que los beneficios de la empresa durante el ejercicio en curso serán entre 40 y 50 millones de libras (entre 30 y 37 millones de euros) inferiores a las anteriores previsiones barajadas por la propia firma.

La compañía culpó de esta evolución a la debilidad de la demanda de los consumidores, particularmente en Reino Unido, Italia y España y calificó de decepcionantes los resultados obtenidos. 'En España, PC City experimentó un freno en las ventas en línea con las tendencias vistas durante nuestro segundo trimestre', indicó.

Un portavoz de PC City aseguró a CincoDías que la bajada de las ventas en el periodo de Navidad es 'acorde a la bajada del mercado de las empresas de distribución', e insistió en que la facturación ha mejorado durante la semana posterior al 29 de diciembre, y para 'la próxima, ya en rebajas, se esperan unas ventas muy importantes, como las obtenidas en años anteriores', dijo. También recalcó que los resultados de PC City en España han sido mejores gracias a las 10 tiendas abiertas en el presente año fiscal, y aseguró que durante el próximo ejercicio DSGi apoya la estrategia de su filial de seguir abriendo tiendas, 'al mismo ritmo que el pasado año'.

En cualquier caso, las previsiones anunciadas por DSGi tuvieron una consecuencia directa en los mercados financieros. Sus acciones se hundieron un 27,2% y en su caída arrastró a otras firmas minoristas como Next, que se dejó un 4,6%. También se vieron afectados algunos fabricantes de equipos informáticos. Por ejemplo, la empresa de equipos de localización por GPS TomTom se dejó un 7% mientras que Philips cedió un 2%.

Rebaja del 'rating'

Tras el anuncio, Moody's comunicó una rebaja en los ratings de la deuda de DSGi desde Baa2 a Baa3 por la debilidad en el periodo navideño, considerado como uno de los principales del año para todas las empresas del sector. La agencia de calificación citó entre los motivos del recorte la presión sobre los márgenes operativos del grupo.

En este sentido, diversos expertos no descartaron que la compañía recorte los dividendos. Fraser Ramzan, analista de Lehman Brothers, dijo a Bloomberg que DSGi podría reducir en un 40% esta fórmula de retribución al accionista y recortó en un 45% el precio objetivo de las acciones de la empresa.

Efectos de las guerras de precios

DSGi también se ha visto afectada por las guerras de precios mantenidas con sus rivales. De hecho, en sus ofertas para atraer a los clientes en el Reino Unido, la empresa ha reducido los precios de algunos portátiles de Toshiba en hasta un 20%, y los de diversos ordenadores de sobremesa de Packard Bell en casi un 30%. Estas ofertas habrían contribuido a presionar sobre las ganancias de la empresa. El propio presidente de DSGi, John Collins, reconoció que el beneficio operativo se redujo un 0,3% hasta el 29 de diciembre por la actividad promocional.