Bolsas

El Dow baja un 1,67% por los miedos a una recesión

Un muy mal comienzo de año. Así es como puede definirse la sesión de ayer en Wall Street, después de que el índice manufacturero ISM avivara los fantasmas de la recesión, tras caer en diciembre hasta los 47,7 puntos desde los 50,8 puntos de octubre y los 50,5 esperados por los expertos. Este indicador de la actividad industrial estadounidense, en el que una lectura por debajo de 50 se interpreta como una posibilidad de recesión, registró además un comportamiento negativo en casi todos sus componentes.

Este mal dato se ha producido, para más inri, con un dólar en niveles históricamente bajos frente a la mayoría de las divisas, lo que en teoría beneficia las exportaciones de EE UU. La publicación de las actas de la última reunión de la Fed tampoco alivió la tensión, puesto que éstas anticipan un menor crecimiento económico para 2008 del inicialmente previsto. Así, el Dow comenzó el año con una caída del 1,67%, lo que supone su peor inicio desde el año 1983. El S&P 500 se dejó un 1,44% y el Nasdaq, un 1,61%.

En España, el Ibex, arrastrado por Nueva York, bajó un 1,18%, aunque mantuvo los 15.000 puntos. La caída se vio agravada por los 1.300 millones de euros en dividendos que pagaron Endesa, Iberdrola, REE y Fenosa. La caída, con todo, estuvo en línea con otros índices europeos, afectados también por el repunte del Brent, que cerró en 97,84 dólares ante la escalada de violencia en Nigeria.

Fondos

El patrimonio de los fondos de inversión alcanzó los 248.200 millones al cierre de 2007, un 5,2% menos que en 2006, según Ahorro Corporación. Unas salidas producidas en buena medida por la guerra de depósitos a las que se han lanzado la mayoría de entidades.