Registra precios récord

Manhattan vive su propia burbuja en plena crisis inmobiliaria

Manhattan mantuvo su inmunidad a la crisis inmobiliaria que vive el resto de Estados Unidos y cerró el cuarto trimestre de 2007 con un precio medio récord de sus apartamentos, empujado por las ventas de viviendas de lujo.

Mientras la crisis inmobiliaria sigue haciendo estragos por gran parte del territorio estadounidense, el precio medio de los apartamentos en Manhattan alcanzó los 1.439.909 dólares (977.266 euros) en el cuarto trimestre de 2007, la cifra más alta en la historia de la isla, según datos de la agencia Prudential Douglas Elliman.

Ese precio representa un incremento del 17,6% respecto al cuarto trimestre de 2006 que, según la firma de intermediación, se ha conseguido por el dinamismo del sector inmobiliario en el segmento más caro, el de apartamentos de más de diez millones de dólares.

Durante el año pasado el número de apartamentos vendidos por más de diez millones de dólares se triplicó, según datos de Brown Harris Stevens. Esa firma calcula, como la anterior, que el precio medio de los apartamentos en Manhattan se situó en 1.430.514 dólares (971.032 euros), aunque asegura que el encarecimiento de los pisos durante 2007 ha sido del 34%.

Según esa firma, dos edificios (el número 15 de Central Park West y el Plaza) acapararon 94 de las 1.342 transacciones que se cerraron durante ese periodo en la isla, a un precio medio de 6,95 millones de dólares.

Según los cálculos de Halstead Property y de Brown Harris Stevens, la mitad de todas las transacciones se hizo por un precio superior a los 828.000 dólares (562.046 euros), empujadas por el avance del capital extranjero, que durante el cuarto trimestre aprovechó la debilidad del dólar para invertir en Manhattan.

En conjunto, la compraventa de apartamentos en la isla de los rascacielos avanzó un 3,2% en el cuarto trimestre de 2007, algo que contrasta con la contracción que vive el sector inmobiliario residencial en otras partes del país.

Ventas más rápidas

Otro síntoma de la fortaleza inmobiliaria en Manhattan es el dato publicado hoy de que los apartamentos se vendieron 18 días más rápido que hace un año, al tiempo que la bolsa de viviendas pendientes de ser vendidas cayó el 13,5%.

Todo ello muestra que la isla con el metro cuadrado comercial más caro del mundo continúa viviendo su propia burbuja inmobiliaria en el ámbito residencial.

En cualquier caso, los expertos de las firmas que difundieron sus datos coinciden en advertir que este ritmo de crecimiento del mercado no se mantendrá por mucho tiempo, ya que es previsible que el comprador potencial de apartamentos de lujo se encuentre pronto con problemas para conseguir hipotecas.

Una de las zona de Manhattan que más se encareció en 2007 fue Harlem, al norte de la isla y donde Bill Clinton tiene sus oficinas. Allí los precios casi se duplicaron en un año, al avanzar el 93% y alcanzar un precio medio de 895.000 dólares (607.436 euros) por apartamento.