Mercado

Colonial desvincula el fuerte batacazo de la acción de la situación patrimonial

Colonial entiende que la evolución de la cotización en los últimos días "es ajena a su situación patrimonial" y a sus resultados y estima que "es consecuencia de las posiciones vendedoras de las contrapartes de determinados instrumentos financieros de cobertura suscritos por accionistas de la compañía", explica.

Colonial, de acuerdo con sus planes, ha procedido a la venta de activos a lo largo del ejercicio 2007 por un importe de 839 millones de euros, con un margen conjunto del 9% sobre los valores de tasación de finales de 2006, tal y como ha explicado la compañía en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Según explican, las últimas transaciones realizadas corresponden a la venta de una cartera de inmuebles de uso logístico, situados en las áreas metropolitanas de Madrid y Barcelona, a Abertis, por un importe de 201,6 millones de euros y a la venta de un inmueble de oficinas situado en Barcelona, a La Caixa por un importe de 107,9 millones de euros. Además, agrega que las ventas realizadas corresponden a la actividad habitual de rotación de activos de Colonial y están "en línea con las previsiones establecidas para dar cumplimiento al plan financiero de la compañía".

Por otro lado, aseguran que la compañía "mantiene una actualización permanente de su cartera de activos, y, sin perjuicio del cumplimiento en todo momento de sus compromisos financieros, continuará con la política de rotación de activos mantenida hasta la fecha". La participación que la compañía mantiene en Société Foncière Lyonnaise, (SFL), se reducirá por debajo del 60% antes del final del ejercicio 2008, en cumplimiento de la normativa fiscal francesa sobre sociedades acogidas al régimen SIC.

COLONIAL 13,07 -0,76%

Por otro lado, asegura que no ha iniciado ninguna gestión, ni ha tomado ninguna medida en relación con su participación en FCC. Finalmente, la compañía manifiesta que ha cumplido sus previsiones para el ejercicio 2007, y en consecuencia sigue el curso previsto en su planificación, sin necesidad de adoptar medidas extraordinarias.

Dos empresas del ex presidente de Colonial Luis Portillo suman 43,4 millones de euros en incumplimientos de pago por cancelaciones parciales anticipadas de contratos de derivados con entidades financieras motivadas por el descenso en los ratios de cobertura de las garantías pignoraticias, causados a su vez por el desplome en bolsa de la inmobiliaria.

Así lo indica el empresario sevillano en una nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) con fecha 31 de diciembre en la que, a requerimiento del organismo supervisor, afirma que no le consta que sus posiciones en derivados hayan sido liquidadas, por lo que entiende que sus posiciones contractuales ¢no motivaron la presión vendedora ni, en consecuencia, los descensos en la cotización producida los pasados 27 y 28 de diciembre¢.

Portillo reconoce haber mantenido y mantener, directamente y a través de sociedades mercantiles por él controladas, posiciones en varios contratos por diferencias, 'equity swaps o similares sobre acciones de Colonial.

Así, reconoce que respecto a una de estas posiciones, una entidad financiera cuya identidad no revela notificó con fecha 28 de diciembre a una de las empresas de su grupo la existencia de un incumplimiento de pago por 27,1 millones de euros, correspondiente a la cancelación parcial anticipada del contrato. Asimismo, revela que otra empresa de su grupo ha recibido dos requerimientos de otra entidad financiera solicitándole un pago global de 16,3 millones de euros en concepto de cancelación parcial anticipada del contrato, motivada por la misma causa.

Por su parte, al mismo requerimiento de la CNMV, Luis Nozaleda, presidente de Nozar, segundo máximo accionista de Colonial con el 16,3%, indica que las entidades contrapartes con las que la sociedad que preside tiene suscrito contratos por diferencias y 'equity swaps' puso en venta un número de acciones que ¢no puede determinar con seguridad¢.

De todas maneras, afirma desconocer si la venta de estos títulos ¢ha sido o no uno de los factores determinantes de la caída sufrida¢ en la cotización de Colonial en los días 27 y 28 de diciembre.

La acción, suspendida hasta mañana

Las acciones de Colonial cerraron el viernes pasado a un precio de 1,88 euros, con un descenso del 25,4%, con lo que el grupo inmobiliario acumuló una depreciación del 37,74% en sólo dos días y del 61,78% en todo el año bursátil.

La delicada situación por la que atraviesa la compañía ha llevado a Bankinter a revisar la recomendación que tiene para el valor. La firma de análisis establece una recomendación de vender y un precio objetivo en 2,4-2,3 euros. "Los recientes acontecimientos que se han producido en la compañía generan un nuevo período de incertidumbre hasta que la estructura accionarial de la sociedad adquiera un carácter de estabilidad tras la renuncia de Portillo forzada por el resto de accionistas de referencia de la sociedad", explica Bankinter en un informe.

Pese a las negativas perspectivas para el valor, Bankinter cree que es una buena opción para los inversores con carácter especulativo siempre que la cotización se mantenga por debajo de los dos euros.

La CNMV suspendía la cotización de la inmobiliaria antes de que arrancara la sesión de hoy. Al cierre, sus títulos aún no habían vuelto al mercado, aunque el regulador anunciaba poco después la reanudación de la negociación en la sesión de mañana.