Transporte

Renfe adjudica a GMV el control por satélite de AVE y carga

Renfe desplegará en 2008 un sistema de control por satélite y telefonía para tener localizados a 697 trenes de sus divisiones de AVE, larga distancia y mercancías y para prevenir riesgos en su explotación. El proyecto basado en GPS ha sido adjudicado a la tecnológica española GMV en un concurso al que también se presentó Indra.

GMV, la empresa tecnológica española especializada en el desarrollo de sistemas de gestión de flotas y tráfico rodado mediante soluciones de localización basadas en GPS y completadas con telefonía, ha resultado adjudicataria de sendos concursos convocados por la dirección de Mercancías y Logística, y por la dirección de AVE y largo recorrido de Renfe Operadora.

En ambos concursos se licitaba la instalación de equipos embarcados en las flotas de trenes y el desarrollo de dos centros de control de tráfico ubicados en las estaciones madrileñas de Chamartín y Atocha. La instalación de estos complejos dispositivos tecnológicos tiene como objetivo tener localizados de forma permanente y en tiempo real vía satélite a un total de 697 trenes de la compañía : 360 locomotoras de mercancías y a 337 unidades de trenes veloces, tanto de ancho internacional como de ejes variables.

Participantes

GMV ha competido en las licitaciones con importantes empresas de gestión de flotas tanto nacionales como extranjeras. Aunque fuentes de Renfe se negaron a dar otro nombre distinto del adjudicatario, este diario ha sabido que uno de los participantes era la compañía tecnológica española Indra. El presupuesto de ambas licitaciones supone unos 10 millones.

La ganadora, GMV, ya ha comenzado las tareas de instalación del sistema y se espera que el servicio de gestión de tráficos mediante localización comience a prestarse antes de que termine 2008.

El dispositivo funciona mediante la aplicación de facilidades de localización por el sistema global de posicionamiento GPS que interactúa con los equipos embarcados en los trenes y los tiene ubicados en tiempo real.

Esta información, junto con otras que proporcionan los sistemas de autochequeo de las unidades, son enviadas a los centros de control en las estaciones madrileñas. Allí, unos grandes mapas que representan a la red ferroviaria en todo el territorio nacional muestran la posición real en cada momento de todos y cada uno de los trenes incorporados al sistema. A la vez, se procesa la información adicional de seguridad que remite cada convoy y con el conjunto de los datos se toman las decisiones pertinentes en cuanto al control del tráfico en el conjunto de la red y en lo que afecta a decisiones sobre mantenimiento de los trenes, o se toman decisiones ante situaciones de emergencia.

En una segunda fase de desarrollo del sistema se va a incluir a en el servicio a los trenes de cercanías y a los vagones de mercancías de la operadora que ahora han quedado excluidos.

Empresa espacial que mira a la tierra

GMV es una empresa de tecnología con capital 100% nacional que fue fundada en el año 1984 por el profesor Juan José Martínez García, ingeniero de la Universidad Politécnica de Madrid. Sus primeras actividades se centraron en el cálculo y control de las trayectorias de lanzamiento y posterior explotación de satélites mediante programas de software. Su principal cliente entonces fue la Agencia Europea del Espacio (ESA). Hoy ésta sigue siendo la principal actividad de la compañía; en concreto supone el 51% de su facturación.

En la actualidad existen 100 satélites que incorporan desarrollos de GMV en el cálculo y mantenimiento de sus trayectorias. Los inicios de colaboración con la ESA se han diversificado, y ahora colabora con varias compañías americanas del espacio, muy especialmente con la NASA.

Otra de las actividades más características de GMV en relación con el espacio es su presencia en el proyecto Galileo, el sistema de posicionamiento global europeo cuyo arranque ha estado cuajado de dificultades. La española es uno de los grandes impulsores del sistema en el que tiene una carga de trabajo por valor de 40 millones.

Con el tiempo, GMV ha diversificado su actividad y ahora el 25% de su facturación la logra con aplicaciones de tecnologías de la información, el 11% en sistemas de localización y control de flotas y transporte. Recientemente, la empresa tecnológica española se ha introducido en el mundo de los equipos médicos.

Este año cerrará sus cuentas con una facturación de 75 millones de euros, según ha declarado la actual presidenta de la compañía, Mónica Martínez Walker, hija del fundador.

La plantilla de la empresa al cierre del ejercicio 2006 ascendía a un total de 777 personas y el 61,7% de su cifra de negocios fue conseguida con proyectos fuera de España. La mitad de los ingresos del grupo provienen del sector espacial.