Finanzas

BBVA eleva a 70 años el límite de edad para ocupar la presidencia

El consejo de administración de BBVA decidió el viernes ampliar a 70 años la edad límite que hasta el momento regía para el presidente y los consejeros de la entidad. Actualmente, el máximo responsable del banco debía cesar a los 65 años -tiene 63- mientras que los consejeros estaban obligados a abandonar a los 62 años.

El segundo mayor banco de España ha decidido adaptarse al conocido como Código Conthe. El consejo de administración de BBVA aprobó el viernes elevar a 70 años la edad límite que rige para el presidente de la entidad así como para el consejero delegado y el resto de consejeros.

Hasta el momento, y según un estatuto del banco vigente desde finales de la década de los noventa y que fue adaptado en mayo de 2002, el presidente de BBVA debía terminar su mandato cuando cumpliera los 65 años, mientras que los consejeros tendrían que abandonar su plaza algo antes, a los 62 años.

Francisco González, presidente de BBVA, nacido en 1944, cuenta en la actualidad con 63 años. De haberse conservado la norma anterior, le quedarían dos más, hasta 2010, para cerrar su trayectoria en BBVA. Sin embargo, los nuevos cambios abren la puerta a otras posibilidades.

BBVA 3,78 4,02%

Tal y como se observa en el artículo 5 del nuevo reglamento del consejo de la entidad, 'el presidente del consejo de administración será también el primer ejecutivo del banco, salvo que el consejo acuerde variar esta condición separando los cargos de presidente y de primer ejecutivo cuando así lo aconsejaran razones de interés social'.

Fuentes de la entidad han asegurado que la adaptación al Código Conthe 'no cambia los planes que había en curso sobre el presidente'.

Lo cierto es que, con la aplicación del citado artículo, se abre la puerta para que Francisco González deje en 2010 el cargo de presidente ejecutivo, y ocupar exclusivamente la presidencia.

Por su parte, José Ignacio Goirigolzarri, actual consejero delegado de BBVA con 53 años, podría entonces ser nombrado lo que en términos anglosajones es conocido como chairman de la entidad.

Entre otras novedades, la entidad también ha incorporado la recomendación de que los consejeros independientes que lleven 12 años en el cargo abandonen su puesto transcurrido este tiempo. Los consejeros externos serán mayoría en el órgano rector y un tercio del total de los consejeros serán independientes.

La Caixa también modificó el año pasado sus normas internas para ampliar la edad límite de jubilación de su presidente. La caja cambió sus estatutos para permitir que el máximo responsable, a la sazón Ricardo Fornesa, siguiera al frente de la entidad cuando cumpliera 75 años. Finalmente, el proceso sucesorio se precipitó e Isidro Fainé alcanzó la presidencia.