Bolsa española

El negocio de la Bolsa equivale al 160% del PIB español

La Bolsa española afronta un final de año histórico. Cotiza próximo al récord y el volumen de negocio ha alcanzado cotas nunca vistas: 1,6 billones de euros se contrataron hasta noviembre, cifra que supone un 50% más que en 2006 y que representa el 160% del PIB.

Antonio Zoido hizo ayer un discurso largo, como así lo requería el momento, ya que 2007 ha sido un año destacable en cifras para el mercado español. 'Ha sido un ejercicio especialmente positivo para los mercados y los millones de inversores que depositan en ellos su confianza', dijo.

El Ibex 35 cotiza por encima de los 15.200 puntos, sólo a un 4,3% del máximo histórico, y acumula una rentabilidad del 8% en 2007. El volumen de negocio alcanzó hasta noviembre los 1,6 billones de euros (un 160% del PIB), la capitalización ha rebasado los 1,4 billones y los flujos de inversión canalizados, que incluyen OPV, ofertas públicas de suscripción, ampliaciones de capital y salidas a Bolsa sin OPV, han alcanzado los 81.659 millones de dólares, cuantía sólo superada por el mercado estadounidense (117.904 millones de dólares), si bien BME contabiliza aquí los 33.000 millones de la opa de Mittal sobre Arcelor.

Este espectacular crecimiento sitúa al mercado español en 'un posicionamiento eficiente' ante los nuevos retos, según Antonio Zoido: 'España estará presente en la configuración del futuro global de los mercados desde una posición de competitividad, fiabilidad, transparencia y fortaleza. (...) Interpretamos la competencia como una magnifica oportunidad, y contamos con suficientes medios financieros, tecnológicos y humanos para asegurar que ante cualquier opción posible estarán garantizados los intereses de nuestros accionistas, de la industria de valores y del conjunto de la economía española'.

Zoido hizo un repaso a los últimos movimientos corporativos entre Bolsas, de los que BME no ha formado parte, y avisó que 'la transcendencia que están adoptando algunas iniciativas no debe perder de vista la necesidad de dar acceso a los inversores desde las condiciones más ventajosas, preservando la cercanía del inversor'.

Por otro lado, Zoido comentó que el mercado español afronta la Directiva Europea de Mercados de Instrumentos Financieros (Mifid) 'como una gran oportunidad' para su industria financiera con la oferta de nuevos productos y servicios tecnológicos.

El presidente del holding enumeró las ventas que ofrece el mercado español ante la nueva normativa de aplicación europea: relevancia internacional, ya que la Bolsa ocupa la cuarta posición en la región por volumen de negocio en renta variable; experiencia y liquidez, siendo Santander, Telefónica y BBVA los valores más contratados del Euro Stoxx 50; alto interés de los pequeños inversores, que tienen el 23,8% de las acciones; tecnología, que ha triplicado este año su capacidad en los sistemas de contratación, y competitividad de los costes.

Zoido hizo mención especial a la crisis financiera desatada por las hipotecas de alto riesgo (subprime). 'Los mercados han dado una respuesta positiva y de confianza', dijo. En su opinión la volatilidad generada ha tenido efectos negativos, pero también positivos, ya que 'ha servido para acelerar la innovación financiera y el desarrollo de las Bolsas sobre todo en el ámbito de los productos de derivados'. Los mercados de derivados también han alcanzado récord de negocio en 2007.