Retribución al accionista

Iberdrola destinará un 38% más al pago de dividendos

En línea con los compromisos asumidos por Iberdrola, el Consejo de Administración de la compañía ha aprobado hoy un incremento del 38% del montante en concepto de dividendo a cuenta de los beneficios del ejercicio 2007, hasta alcanzar una cifra de más de 560 millones de euros.

El acuerdo adoptado por el máximo órgano de gobierno de Iberdrola de distribuir un dividendo bruto por acción de 0,115 euros (+2,22%) refleja la buena evolución de la Compañía, impulsada por el esfuerzo inversor y las continuas mejoras de eficiencia. Esta cantidad se hará efectiva el 2 de enero de 2008.

El dividendo a cuenta que va a repartir Iberdrola llega después de las cuatro ampliaciones de capital llevadas a cabo este año por la Compañía para adquirir ScottishPower y Energy East. En este sentido, la aportación de la empresa escocesa a los resultados ha sido de sólo ocho meses, mientras que aún no se ha cerrado la adquisición de la eléctrica estadounidense.

La Junta General de Accionistas de Iberdrola, que se celebrará en Bilbao durante el primer semestre del próximo año, será la que apruebe la cuantía del dividendo total con cargo al ejercicio 2007, previa propuesta del Consejo de Administración.

IBERDROLA 9,89 2,25%

Asimismo, el máximo órgano de gobierno de la Compañía, reunido hoy en Bilbao, ha aprobado el lanzamiento del cuarto Programa de Reinversión de Dividendos (PRD), mediante el que ofrece de nuevo a sus accionistas la posibilidad de reinvertir dicho dividendo en títulos de la Empresa.

Gracias a este programa, los accionistas de Iberdrola podrán incrementar su participación en la compañía de forma cómoda y sencilla. La solidez del negocio de la Empresa, la baja volatilidad del valor y la alta rentabilidad por dividendo hacen de esta iniciativa un interesante plan de ahorro.

Según explica la compañía en una nota, los accionistas que se acojan al PRD tendrán que reinvertir el importe íntegro del dividendo neto en acciones de Iberdrola, no siendo posible realizar reinversiones parciales del mismo. Los nuevos títulos tendrán los mismos derechos políticos y económicos que las acciones actualmente en circulación.