Alfredo Vila

'El liderazgo es efímero y depende del producto que tengas'

Alfredo Vila es desde el verano pasado el director general de Citroën Automóviles España, después de pasar 19 años en la compañía que más coches vendió en España en 2006. Su último cargo en la filial ha sido el de responsable de la red de concesionarios.

Alfredo Vila (Caracas, 1964) tiene ante sí el que probablemente sea el mayor reto profesional de su carrera: sustituir a Magda Salarich al frente de Citroën, y mantenerla como la marca automovilística líder en España. Su anterior puesto al frente de la red de concesionarios le da amplio conocimiento de la empresa, y el alza de las hipotecas es su principal preocupación de cara al próximo ejercicio 2008.

Pregunta. Afronta un duro reto en una compañía que, sin embargo, conoce bien. En todo caso, es de suponer que todo se ve distinto desde lo más alto, ¿no?

respuesta. En principio, la evolución de la marca en España en los últimos diez años ha sido magnífica, y como he formado parte del equipo de dirección era consciente de las virtudes que tenía la organización. Digamos que no he tenido grandes sorpresas. Estamos muy bien y muy contentos. Este año va a ser muy bueno, vamos a respetar los objetivos que teníamos a principios de año.

P. Cómo de importante resulta para Citroën ser el número 1 en el mercado español?

r. Es importante, pero sólo si ello es la consecuencia de tener una gama de producto que gusta a los clientes, que es competitiva. No es que sea importante, es, digamos, que confirma que vas hacia la buena vía. Pero hay muchas maneras de ser líderes, y en la historia pasada de la automoción hay muchos líderes que después han penado durante los años siguientes. El liderazgo es efímero, y en buena medida depende del producto que tengas en cada momento, la renovación de la gama y la política comercial.

Para mí es importante, pero lo es mucho más respetar los objetivos y el volumen de rentabilidad, de calidad… ése es nuestro proyecto a medio-largo plazo. Si por el camino somos líderes, mucho mejor. Es un refrendo.

P. ¿Y qué previsiones maneja la compañía de cara a 2008?

r. El mercado lo estimamos con una ligera caída, nos alineamos con el estudio del BBVA que apunta a una bajada de entre el 2% y el 4%, ligado a los tipos de interés. Aunque en el último mes haya bajado el euríbor, en principio las renovaciones que haya de las hipotecas lo van a hacer a tipos mucho mayores de lo que estaban hace un año. Así, el mercado inmobiliario va a seguir un factor que va a pesar mucho en las economías familiares. En todo caso, en un mercado maduro como el nuestro, una bajada de entre el 2% y el 4% se puede considerar estable. Citroën va a seguir un camino parecido. Queremos repetir nuestra cifra de 212.000 unidades de turismos e industriales.

En los 11 primeros meses del año, Citroën ha registrado un total de 185.427 matriculaciones de automóviles nuevos y de vehículos comerciales ligeros, según Anfac, cifra que deja a la compañía a algo menos de 17.000 unidades de sus objetivos en el último mes.

P. ¿Cómo cree que afectarán las novedades que vivirá el mercado en 2008, como el fin del Plan Prever o el nuevo impuesto verde?

r. Bueno, sabemos cómo afecta el impuesto de matriculación al cliente final, en función de la motorización y de las emisiones de CO2. Pero el peso en el mercado va a venir más determinado por la capacidad del endeudamiento de los consumidores que por este tema de impuestos, porque de alguna manera y otro, la oferta y la demanda se han venido equilibrando más o menos.

No en vano, las marcas ya han venido ofreciendo en los últimos meses el equivalente a esa rebaja en las tasas de matriculación, de tal manera que le resulte neutro. No es un elemento decisivo de compra, es importante, pero entra dentro de una política comercial.

P. ¿Cómo ha funcionado la apuesta de Citroën por los deportes de motor?

r. Aquí hemos tenido la suerte de haber sido campeones de rallies muchos años, cuando organizábamos nuestra propia copa. Y también la fortuna de que nuestra escudería ha contado con pilotos españoles, primero Carlos Sainz y luego Dani Sordo, y eso ayuda a refrendar la imagen deportiva, de innovación y joven que hemos tenido siempre. Tenemos esa ventaja respecto a otros países que tampoco tienen la tradición en rallies…

Siempre hemos sido una marca ligada al tema de la competición, y va a seguir siendo así… Esperemos que en una de esta gane Sordo risas.

'Hay un salto cualitativo en nuestros modelos'

El director general de Citroën, Gilles Michel, anunció en octubre pasado que la compañía dejará de competir a partir de ahora por el precio, y tendrá que ser un duro contendiente en el diseño de los modelos. Alfredo Vila se muestra de acuerdo con esta nueva filosofía.

'Digamos que el salto cualitativo de los modelos ya se está apreciando en los lanzamientos recientes'. Como ejemplo, Vila cita el segmento de monovolúmenes, en el que según sus datos, la marca ocupa una posición de liderazgo. En este nicho 'se puede apreciar un salto de calidad entre el Xsara Picasso y el C4 Picasso. Siendo un buen producto como hemos tenido hasta ahora, en acabado y diseño, se está mejorando todavía más la gama'.

El directivo se basa en las decisiones de los propios consumidores. 'Esto se ve por las elecciones de los compradores, que te dan y te quitan razones'. Así, 'los clientes se decantan más por el mix más alto: la clientela demanda más diseño, más calidad'.

Otro ejemplo dentro de la gama, la berlina C5, cuya última generación fue presentada recientemente. 'Los periodistas que han tenido la ocasión de ver el nuevo C5 pueden apreciar este salto cualitativo del que hablamos'.

Vila cree que para ser líderes hay una receta: 'Ofrecer productos atractivos y novedosos y con una velocidad de rotación inferior' a la actual. 'Si quieres estar en el mercado tienes que renovarte. Y así la presión sobre precios es menor, la gente está dispuesta a gastarse más dinero por un producto que ve mejor'.

Legislación. 'El Prever subirá el 25% el precio de los coches'

La desaparición del Plan Prever el próximo año encarecerá el precio de un 25% de los coches, a pesar de la reducción fiscal que conllevan los nuevos impuestos ecológicos de matriculación en función de las emisiones de CO2, alertó el nuevo director general de Citroën España, Alfredo Vila, en declaraciones realizadas recientemente a la Agencia Efe.

Vila explicó que la extinción del Prever produce un efecto contrario y encarece el precio final al cliente, es decir que los 480 euros de subvención por retirar un vehículo de más de diez años en la compra de uno nuevo puede ser superior a la reducción del impuesto verde, que en muchos casos sólo supone una reducción de poco más de 200 euros.

El nuevo director de Citroën alertó también sobre el efecto que tendrá la exigencia de que los vehículos industriales tengan que estar necesariamente asociados a una actividad empresarial para beneficiarse de la exención de la fiscalidad verde. Según la nueva normativa, los industriales tendrán un impuesto que antes no tenían, un incremento que también se sumará al aumento del 2,75% que tendrán los vehículos que más contaminan, ya que el 12% actual del Impuesto de Matriculación pasará a partir del primero de enero al 14,75%.

Así, Vila se mostró en desacuerdo con el fin de este programa, en declaraciones a CincoDías, y con la decisión del Ministerio de Economía y Hacienda de dejar de subvencionar el achatarramiento de coches. 'Según palabras del Gobierno, para lograr un equilibrio presupuestario, tenían que suprimir el Plan Prever'.

Vila prosigue su explicación: 'Argumentan que ya no es válido, cosa que desde Anfac no compartimos. Hay que tener en cuenta de que el 20% de los vehículos que circulan hoy en día son responsables del 80% de las emisiones. Tenemos mucho que mejorar en la renovación del parque.