Contratos

Fomento restringirá el acceso a las licitaciones públicas

Es una vieja reivindicación del sector que comienza a tomar forma. El Ministerio de Fomento ha decidido variar su sistema de contratación y pasar de los concursos abiertos a los restringidos. A partir de 2008 hará una selección previa que determine qué empresas pueden presentar ofertas y cuáles no. El objetivo es reducir los plazos y mejorar la calidad. Empezará a aplicarse a los contratos técnicos.

Los dilatados plazos y las bajas temerarias de algunas de las ofertas que se presentan en los concursos de asistencia técnica u obra que convoca Fomento son las dos grandes preocupaciones del sector. En lo referente a las bajas, empresas y administración admiten que se puede hacer muy poco, ya que aunque en los últimos años se han introducido mecanismos que buscan valorar más los aspectos técnicos de un proyecto, en lugar de su precio, ¢al final es muy difícil para una administración pública justificar por qué no se ha escogido la oferta más barata¢, explica un alto cargo de Fomento.

Sin embargo, en los plazos, todas las fuentes consultadas insisten en que se pueden conseguir avances significativos. En esta línea se enmarca la decisión que, según ha podido saber Cinco Días de fuentes cercanas al proyecto, ha adoptado ya la Dirección General de Carreteras de comenzar a licitar contratos de asistencia técnica e ingeniería por el método restringido.

¢Aplicar este sistema significa que se preselecciona a las compañías que tienen acceso al concurso¢, explica el director de Análisis yDesarrollo de la Asociación Española de Empresas de Ingeniería, Consultoría y Servicios Tecnológicos, Tecniberia, Carlos Amor. Entre los criterios que más se valoran, destaca la experiencia en trabajos similares (que suele pesar un 30% sobre el conjunto de requisitos), los recursos humanos disponibles y la capacitación técnica (otro 30%), el nivel de ocupación comprometido con el organismo contratante (20%) y las referencias previas que tenga la administración (10%). Otras cuestiones también valoradas pueden ser el perfil de la compañía y sus sistemas de gestión de calidad.

Al aplicarse estos filtros, el número de ofertas que se presenta a los concursos disminuye ostensiblemente, por lo que se agiliza la labor de la mesa de contratación. ¢No es lo mismo examinar cinco ofertas que 30¢, añade Carlos Amor. Por su parte, fuentes de Fomento confirman que la decisión ya está adoptada y que los primeros contratos por este mecanismo podrían licitarse durante el primer trimestre de 2008. Sobre la extensión de esta fórmula a los concursos públicos de obras, ¢no se ha barajado, por el momento¢.

Tecnibera constata que hasta ahora, a los concursos abiertos concurrían toda clase de empresas, lo que elevaba el número medio de ofertas al entorno de 20. Esto provoca una duración excesiva de los procesos de contratación y el encarecimiento de sus costes, tanto para las compañías como para las administraciones. ¢Y como muchas empresas saben que no pueden competir técnicamente, recurren con frecuencia a bajas desproporcionadas, con el consiguiente riesgo de deterioro de la calidad¢, añaden desde Tecniberia. España es, junto con Portugal, el país de la UE donde menos se utiliza el concurso público restringido, con el 2%.

Drástico recorte del 32% en las bajas de los proyectos de ingeniería

Las últimas cifras disponibles revelan que las bajas de las ofertas presentadas en los concursos de asistencia técnica e ingeniería han caído entre un 22% y un 32% hasta octubre pasado respecto a las contabilizadas un año antes.

Según Tecniberia, el descenso más acentuado se produjo en los concursos licitados por la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento que pasó de una baja promedio del 22,3% sobre el precio de licitación en 2006 a un descuento del 15,13% de enero a octubre de 2007. Le sigue la Dirección General del Agua del Ministerio de Medio Ambiente, con una caída del 26% en la baja media después de haber pasado de rebajas del 26,05% en 2006 a un descuento tipo del 19,2% este año.

De confirmarse estas cifras, 2007 será el segundo año consecutivo en el que se produce una reducción de las bajas medias, lo que podría consolidar un cambio en la tendencia alcista que llegó a registrar bajas medias cercanas al 30%. ¢Creemos que hay un cambio de mentalidad en la Administración, que empieza a detectar que cuanto menores sean las bajas, menos modificados hay que realizar¢, explican en Tecniberia. Fuentes de Fomento recuerdan que la Sociedad Estatal de Infraestructuras de Transporte Terrestre (Seitt) trabaja con el sector en la elaboración de un pliego tipo para los contratos que licite en el futuro.

Esta iniciativa trata de atajar precisamente el problema de las bajas temerarias y la lentitud con que se resuelven las licitaciones. La introducción en los pliegos de condiciones de mecanismos que premien la eficiencia en la prestación de servicios o en los trabajos de construcción (como los de los contratos de renovación de las autovías antiguas) es uno de los caminos que se explora para reducir esas bajas en los precios de adjudicación.

Futura legislación. Pros y contras de la nueva ley de contratos

El año 2008 será el ejercicio de la entrada en vigor de la nueva Ley de Contratos, cuyo texto plantea algunas dudas al Foro PPP Infraestructuras, integrado por algunas de las constructoras, entidades financieras y despachos de abogados más importantes del país.

● La introducción del contrato de colaboración entre el sector público y el privado es valorada de forma positiva. Fernando Igartua, responsable del comité jurídico de dicho foro, explica que debe explicarse con más detalle el marco de actuación de ese nuevo contrato.

● Considera Igartua que se ha perdido la oportunidad de regular con detalle la iniciativa privada en la promoción de proyectos de concesión.

● Las empresas rechazan que la ley limite a sólo 20 años los contratos de colaboración público- privada.

● El sector aplaude, por el contrario, que se haya establecido que a mediados de 2009 deba existir una ley que regule todas las fórmulas de financiación público-privadas.