Carburantes verdes

Las plantas de biodiésel en España paran por las pérdidas

Sólo tres de las 19 plantas de producción de biodiésel en España están operativas actualmente. El sector se paraliza ante el alza de la materia prima y las importaciones de EE UU, que cuentan con doble subvención.

El sector de los carburantes verdes sufre de parálisis coyuntural por falta de rentabilidad. De las 19 plantas de producción de biodiésel puestas en marcha en España, sólo tres fabrican ahora este biocarburante, según señalan fuentes del sector. El alza en los precios del aceite y, sobre todo, las importaciones a menor precio desde EE UU impiden el desarrollo de esta industria en España.

La voz de alarma la dio ayer de nuevo el grupo Natura, fabricante de biodiésel propiedad del grupo Jiménez Belinchón, Ahorro Corporación y Anlogar, en línea con lo que ya dijeron las patronales nacionales y europeas. La empresa advirtió de que el sector está sufriendo 'competencia desleal por las importaciones de biodiésel subvencionado de EE UU'.

El presidente del grupo Natura, Juan Carlos Jiménez, detalló que el biocarburante recibe una subvención de partida de 200 dólares (136 euros) por tonelada. Una vez en España, se beneficia de la tasa cero en el Impuesto de Hidrocarburos, establecido por el Gobierno para impulsar el sector. 'Al final, el biodiésel procedente de Estados Unidos se está vendiendo a un precio de 600 euros por tonelada, mientras que el coste medio del producto nacional supera los 750 euros', detalló Jiménez.

El directivo alertó de que sólo tres de las 19 plantas en marcha en España están operativas efectivamente. 'El resto o han parado o están en suspensión de pagos o a la venta', explicó.

'La nuestra de Ocaña está produciendo, pero a pérdidas', asume Jiménez. El directivo detalla que para mantener la planta en marcha, que produce 105.000 toneladas al año, tiene que perder unos 150 euros por tonelada.

Su sector confirma la situación. Lorenzo Caballer, director industrial de Biocarburantes Almadén, que pertenece al grupo Activos, reconoce que su planta, con una capacidad de 32.000 toneladas, está parada por cuestiones coyunturales. 'Es mejor tenerla parada que vender a pérdida', afirma el directivo.

Recurso a nuevas tecnologías

Caballer afirma que su empresa investiga en busca de otro tipo de aceites para materia prima pero con 'inversiones muy fuertes'. 'Esta industria tardará aún dos años en despegar', dice.

Fuentes de Acciona Energía explican que su planta de biodiésel de Caparroso (Navarra) 'no está parada pero no funciona a plena actividad por la coyuntura de mercado'.

Tanto Biocarburantes CLM, propiedad de la constructora Horcona, como Entabán Ecoenergética asumen que sus plantas no producen pero no por cuestiones coyunturales sino por calendario de puesta en marcha y mejoras. Ambas esperan que la situación sea más favorable para inicios de 2008. 'Esperamos reanudar la producción con beneficio cero. En este escenario, es mejor que vender a pérdida', dijeron desde CLM.

La empresa está acometiendo una ampliación para triplicar su producción hasta las 50.000 toneladas. 'Tenemos almacenado stock producido antes de la parada que, junto con nuestras importaciones de EE UU, nos permiten enfrentar los compromisos de venta', dijeron.

Adelanto de las obligaciones de mezcla

El grupo Natura sugirió ayer unas líneas de actuación acordes con las ideas que pide el sector al que pertenece. 'Como entendemos que prohibir las importaciones de EE UU es técnicamente difícil, lo que pedimos es que estos combustibles no se beneficien de la exención de impuestos', avanzó Jiménez, presidente del grupo Natura.

La eliminación de la tasa cero permitirá un desahogo a los productores españoles pero no es la única medida necesaria. 'Necesitamos que se ajuste la obligatoriedad de mezcla a la producción actual', aseguró Jiménez. Desde el grupo Natura, se pidió ayer al Gobierno que se 'adelante la obligatoriedad de mezcla de biodiésel con gasoil a 2009' y que 'se amplíe la cantidad de mezcla obligatoria hasta un 15%'. Ahora mismo, la propuesta de Real Decreto que espera la aprobación en el Consejo de Ministros supone una recomendación de mezcla del 1,9% en 2008 y del 3,4% en 2009. Este porcentaje ya sería obligatorio, con sanciones para el incumplimiento. 'El problema es que, si la sanción es muy baja y los precios del aceite siguen altos, los operadores van a preferir pagar la multa a mezclar', apuntan fuentes empresariales.

Según los datos facilitados por el Grupo Natura, la producción de biodiésel en España alcanzará las 3,6 millones de toneladas en 2010, cuando estén listas las 24 plantas que están en construcción y las 20 que están en proyecto. 'Si no se soluciona el problema, se irá agravando cada año', afirmó Jiménez, que asegura que, dado el alto consumo de diésel en España, hay sitio para esta producción si se impulsa.