Fórmula 1

La FIA advierte que puede abrir otra vez el caso contra Renault

El peligro de una sanción no se ha alejado definitivamente para la escuderia de Fórmula 1 Renault. La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) anunció el viernes que si apareciese alguna nueva evidencia de que el equipo obtuvo algún beneficio por contar con información técnica de los bólidos de Vodafone McLaren Mercedes se reabrirá el caso y se estudiarán sanciones. Así lo explicó un portavoz de la FIA al razonar los motivos de la decisión adoptada el jueves en Mónaco por el Consejo Mundial del Automóvil, donde consideró a Renault culpable de tener datos confidenciales de McLaren pero no le impuso sanciones al considerar que no se sirvió de ellos para la concepción de su bólido.

El Consejo estimó que ninguna de las pruebas aportadas por las partes permitía concluir que el caso hubiera influido en la clasificación final del Mundial de Fórmula Uno. 'Pese a que muchos elementos no han sido aclarados ... el Consejo concluye que no hay suficientes pruebas que establezcan que estas informaciones fueron utilizadas para interferir en el Mundial', explicó la FIA.

Todos esos elementos técnicos en posesión de Renault llegaron a la escudería francesa a través de un ingeniero, Philip Mackereth, que antes había trabajado para McLaren. El técnico también se llevó consigo un mensaje de correo electrónico que, según McLaren, contenía un documento confidencial con especificaciones técnicas de la marca británica.

Desde que el caso saltó a la luz, Renault siempre ha defendido su buena fe, recordó que informó a la FIA en cuanto supo de las actuaciones de Mackereth y ha negado haberse servido de los datos que aportó el ingeniero.