Salto al parqué

Tremón quiere aterrizar en un sector que sufre caídas en Bolsa del 40% en el año

En este clima negativo hacia el sector, sobre todo por parte de los inversores extranjeros, que concentran la mayor parte del volumen que se negocia en la bolsa española, comenzará a cotizar Tremón, inmobiliaria centrada en el negocio patrimonial que espera saltar al parqué el próximo 19 de diciembre.

Quedan tres semanas para cerrar el ejercicio bursátil y muchas casas de análisis y bancos de inversión ya han empezado a hacer números y a preparar la lista de valores para poder sacar partido a la bolsa el año que viene. Aunque son muchas las compañías que forman parte de esta lista y muy variados los sectores, ninguna firma de bolsa ha incluido en sus perspectivas al sector inmobiliario. Parece que expertos e inversores tiene alergia a todo lo que lleve colgado el cartel de inmobiliario.

La mayor parte de los valores que forman parte del sector están cotizando a precios muy atractivos y muchos podrían suponer una buena oportunidad de compra. Sin embargo, ¢son muchos los factores que hay que tener en cuenta para poder evaluar si un valor es una buena inversión¢, explica Javier Barrio, experto del banco portugués BPI. ¢El sentimiento hacia el sector inmobiliario es muy negativo, sobre todo entre los inversores extranjeros que son al fin y al cabo los §dueños§ de la bolsa española¢, añade el experto.

El sector inmobiliario cae una media del 40% este año. Incluso Realia, el último valor en saltar al parqué el pasado mes de junio, ha sufrido la indiferencia de los inversores ya que está en tablas. La peor cara la registra Astroc, el valor más penalizado del sector que pese a las subidas de hoy, superiores al 10%, cae el año un 80% pero todas siguen por ese camino. Urbas Guadahermosa cede un 64,48%, Aisa (-57,85%), Renta Corporación (-40,35%), Colonial (-34%), Metrovacesa (-33%) y Fadesa (-28,%).

La diversificación que están llevando a cabo las empresas inmobiliarias hacia el negocio patrimonialista y hacia otros países es uno de los puntos a favor con los que cuenta el sector para compensar la desaceleración que está sufriendo estas compañías, según se recoge en el informe §Principales apuestas de valores españoles para 20087§ de Fortis. Los expertos de la entidad belga holandesa creen que ¢el entorno macro y la esperada serie de malos datos estadísticos durante los próximos meses harán que permanezca el sentimiento negativo sobre el sector y lo que es más importante, pensamos que se mantendrá el escaso interés de los inversores en estas compañías, lo que se traducirá en una escasez de flujos en todos los sentidos.

La valentía de Tremón

En este contexto, Tremón aterriza en el parqués español. La compañía, que colocará el 25% del capital en bolsa, dedicará el 80% de su oferta a inversores institucionales españoles, mientras que destina al tramo de minoritarios y empleados, un 19% y un 1%, respectivamente. Su capitalización, entre 1.145 y 1.321 millones de euros, la colocará como cuarta inmobiliaria en Bolsa por tamaño, por detrás de Metrovacesa, Colonial y Fadesa.

El departamento de análisis de Bankinter señala que Tremón ofrece ¢un descuento adicional probablemente justificado por el momento actual del sector en el que desarrolla su actividad (caracterizado por un cambio de ciclo)¢. Estos expertos destacan que la estrategia de la compañía ¢busca alcanzar dos objetivos que le permitan protegerse de cambios de ciclo y de la concentración en un determinado país¢. Sin embargo, pese a lo anterior, Bankinter desaconseja invertir en una compañía inmobiliaria ya que ¢implica asumir bastantes riesgos puesto que el comportamiento negativo que han tenido el resto de las cotizadas a lo largo del año será tenido en cuenta¢.

Las recomendaciones de la entidad no se quedan en el corto plazo ya que no será ¢hasta dentro de un tiempo¢, cuando se empezará a discriminar entre las distintas compañías valorando a aquellas cuya apuesta por el segmento patrimonial les permita dotarse de una estrategia de negocio estable a nivel de ingresos. ¢Somos escépticos sobre la conveniencia de invertir, lo cual resulta coherente con nuestra recomendación de no posicionarse en inmobiliarias aunque puedan presentar un descuento atractivo¢, concluye Bankinter.