Tecnología

Las marcas de agua llevan internet al papel

Quienes pensaban que un periódico o libro eran un medio de comunicación del pasado sin acceso a los servicios de interactividad con el lector se equivocaban. Las nuevas tecnologías vinculadas a las marcas de aguas, con el teléfono móvil como camino de acceso, han roto esa barrera.

Pero, ¿qué es una marca de agua? Javier González, director general de la empresa española AquaMobile, que aspira a explotar este negocio, la define como una herramienta que permite enlazar el mundo del papel y la impresión tradicional con los nuevos soportes digitales. 'Una marca de agua consiste en datos digitales prácticamente invisibles incrustados en fotografías, vídeos elementos gráficos', explica el directivo, quien añade que esta información es leída a través de dispositivos mediante un software especial de detección.

AquaMobile ha desarrollado Clic2C, una aplicación que permite, a través de cualquier teléfono móvil homologado con cámara fotográfica, leer una marca de agua digital en cualquier imagen impresa y facilitar el acceso, a través de internet, al contenido asociado directamente al celular. 'Es un puente directo entre el usuario y el proveedor de contenidos', indica el ejecutivo, recordando que los contenidos pueden ser de texto, vídeos o música. No obstante, advierte que estos últimos son competencia de los clientes.

En este sentido, las marcas de agua abren una oportunidad, según los directivos de AquaMobile, a la difusión y personalización de contenidos asociados a la información periodística. Es decir, un usuario puede acceder a datos actualizados en internet sobre noticias recogidas en el soporte de papel de un periódico mediante el acceso directo con el móvil, que actúa con lector de la marca de agua.

El uso es fácil. Una vez descargada e iniciada la aplicación, el móvil se sitúa sobre el material marcado digitalmente (identificado con un icono de cámara interactiva). De manera automática, el contenido asociado (sean imágenes, sonidos o un texto) aparece en la pantalla del dispositivo.

Clic2C, según sus creadores, también puede ser utilizada en la difusión de campañas publicitarias en medios escritos o en programas de fidelización de productos de consumo. 'Una empresa de gran consumo puede poner una marca de agua en sus envases para que el usuario pueda acceder a información sobre la compañía o el propio producto', dice González. Los responsables de la compañía, citando datos de la Mobile Marketing Association, indicaron que el segmento del marketing móvil moverá en España en torno a 900 millones de euros durante el año 2008. En todo el mundo, la inversión en este área ascenderá a 7.000 millones, según la consultora ADS Media.

Una de las claves del desarrollo del negocio de las marcas de agua puede venir de la implantación de la telefonía móvil de tercera generación (3G), así como de la definitiva generalización del uso de terminales con cámaras fotográficas con la mayor resolución posible.

Con respecto al inicio de su aventura en este mundo, los ejecutivos de AquaMobile señalan que la aplicación Clic2C, en cuyo desarrollo ha empleado la tecnología de la empresa estadounidense Digimarc, puede ser descargada de manera gratuita por los propios usuarios. El modelo de negocio de la compañía y su fuente de ingresos, según aseguran sus ejecutivos, se basa en cobrar a las compañías que usan su tecnología para la difusión de los contenidos. Eso sí, recuerdan que aunque el uso de la aplicación para los usuarios es gratuita, éstos sí están obligados a pagar a su operador respectivo por la propia conexión a la web. Ahora el deseo de AquaMobile es que haya muchas marcas de agua.

Apoyo de Axón y la familia Cosmen

Desde su nacimiento en 2006 (el proyecto se inició hace cinco años), AquaMobile ha cerrado rondas de financiación que le han reportado tres millones de euros. 'No descartamos en un futuro hacer otra para financiar nuestra expansión internacional', dice Javier González (en la foto) apuntando que el grupo prevé lanzar sus servicios, en España, Alemania, Italia, Francia, Reino Unido y Portugal.

El grupo cuenta con el respaldo del fondo CMCXXI, controlado por la familia Cosmen, y del grupo de capital riesgo Axón (participado por Universidad Politécnica de Madrid, Tecnalia y el fondo italiano Quantica). El capital de AquaMobile está repartido en un 10% de Digimarc, mientras que el 90% restante está repartido, aproximadamente, a partes iguales entre CMCXXI, Axón y el equipo fundador.

De cara a sus operaciones comerciales, la firma prevé alcanzar una facturación de 60 millones de euros en los próximos tres años.