Servicios

La ley de seguridad permitirá 20.000 contratos de vigilantes

El sector de la seguridad privada confía en contratar inmigrantes no comunitarios para cubrir las vacantes de vigilantes en la próxima legislatura. Cifra en 20.000 los contratos nuevos que hará una vez que el nuevo Gobierno apruebe la proposición no de ley por la que los extranjeros podrán trabajar en este segmento.

Las empresas consideran que el año que viene será bueno para el sector de la seguridad privada. Sus perspectivas son positivas incluso teniendo en cuenta que habrá una desaceleración en la demanda de servicios de vigilancia o alarmas en algunos sectores como el de la construcción o residencial, que podrían verse perjudicados por la crisis inmobiliaria.

'Pronosticamos avances muy similares a los de este año y de los pasados, que se cifran en un 7%', dicen en la Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad (Aproser). El sector prevé cerrar el año con 3.598 millones de facturación.

Esta mejoría vendría dada no sólo por una intensificación de la seguridad privada en sectores como el transporte y la industria, sino también por la confianza de ver cubiertos los puestos de trabajo que hacen faltan en servicios de vigilancia. Aproser cree que el nuevo Gobierno aprobará definitivamente la proposición no de ley que permite la contratación de los inmigrantes de fuera de la CE 'para cubrir el vacío en este segmento', añade.

La asociación cifra en más de 20.000 personas que podrían ser contratadas como vigilantes de seguridad privada una vez que se ponga en marcha esta modificación.

El director del Instituto de Estudios Económicos (IEE), Juan Iranzo, que ha participado en el estudio económico del sector, recoge que uno de los grandes obstáculos que encuentra el empresariado para seguir creciendo es la ley actual, que sólo permite habilitar como vigilantes de seguridad a los nacionales de la Unión Europea y esto supone no poder atender todas las necesidades que demanda el mercado.

'Esperamos que esta normativa se modifique tras las elecciones del año que viene y que el desarrollo del sector sea mayor', dice Eduardo Cobas, secretario general de la asociación.

El sector de la seguridad en España lo forman 1.134 empresas, de las cuales 18 representan más del 80% de la facturación. En ellas trabajan un total de 81.000 personas.

El pasado año, facturaron 3.347 millones de euros, un 7,7% más que un año antes. La mayor actividad procedió del sector industrial, el financiero y el de transporte, con porcentajes del 19%, 18% y 17%, respectivamente. La vigilancia doméstica representa un 12%.

La patronal prevé cerrar el año con un avance de ingresos del 7%