_
_
_
_
_
CincoSentidos

Cuenca, ciudad de los contrastes fantásticos

Escapada. Fusión entre belleza arquitectónica y naturaleza

A sólo 160 km de Madrid por la N-III, Cuenca es un destino perfecto para disfrutar de un fin de semana diferente.

Está considerada como una de las localidades más bellas de España, y prueba de ello es su condición de Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Se encuentra enclavada en un roquedo, entre las confluencias de los ríos Júcar y Huécar, y los márgenes ribereños marcaban los límites de la villa en la Edad Media, lo que hoy conocemos como casco antiguo. Ya fue habitada por los celtíberos antes de los romanos, pero durante la Guerra de la Independendencia fue saqueda. También sufrió mucho con las guerras carlistas y la Guerra Civil.

Hoy sus calles siguen siendo escarpadas, con numerosos callejones y edificios peculiares para descubrir durante el recorrido. Lo más conocido de la localidad son las llamadas Casas Colgadas, edificios asentados justo al borde de la Hoz del Huécar, que actualmente ocupan un mesón y el Museo Español de Arte Abstracto.

Desde allí se puede cruzar el puente de San Pablo para ir hasta el convento de San Pablo, actual Parador de Turismo. También son singulares los llamados rascacielos, unas casas que alcanzan los diez pisos sobre la Hoz del Huécar, en la calle Alfonso VIII. En la plaza mayor está la catedral de Nuestra Señora de Gracia. Dentro se puede visitar el Tesoro Catedralicio, con magníficos ejemplos de arte sacro. Otro templo cristiano con mucho encanto es la pequeña ermita de Nuestra Señora de las Angustias.

Muy cerca de la capital se encuentra la llamada Ciudad Encantada, saliendo por la CM-2105 y tomando después la CM-2104. Es una formación geológica extremadamente singular, con figuras de piedra de formas caprichosas. El ambiente es tan fantástico que se usó como escenario para escenas de la película Conan el bárbaro. Otro escenario natural que conviene visitar es el nacimiento del río Cuervo y sus cascadas, cerca del municipio de Vega del Codorno.

En marcha

TarancónEs la segunda ciudad de la provincia tras la capital por número de habitantes, y conserva la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, del siglo XV. En las cercanías está el Santuario de Nuestra Señora de Riánsares, arrasado durante la Guerra Civil y después reconstruído.Alcázar del ReyMunicipio con poco más de 200 habitantes, su iglesia de Santo Domingo de Silos, del siglo XV, forma parte del Patrimonio Nacional. Una curiosidad es la presencia de un molino de viento, aunque en desuso desde hace siglos y en estado ruinoso.Villalba de la SierraAl salir de Cuenca para ir a la Ciudad Encantada se puede parar en Villalba de la Sierra, una población turística en la sierra de Las Majadas cuyos principales atractivos son los parajes naturales cercanos, como el Valle del Cambrón.Salto de VillalbaSe trata de un pueblo muy peculiar, ya que fue creado en 1926 para alos integrados de la Unión Eléctrica. A pesar de su modernidad está bien integrado con el paisaje. Muy cerca está el Ventano del Diablo, un recomendable mirador sobre el Júcar.BetetaEn la serranía de Cuenca se encuentra Beteta, a los pies del Castillo de Rochafría. Paseando por sus calles empinadas y estrechas se pueden descubrir palacios y casas señoriales con sus blasones. En este hermoso pueblo también destaca el templo de la Asunción.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_