_
_
_
_
_
Operadores de telefonía

La CMT estudia si incluye el móvil en el pago del servicio universal

Llevar el teléfono y las cabinas a todos los puntos del territorio nacional ha dejado de ser sólo competencia de Telefónica. La CMT ha asumido una reivindicación histórica del ex monopolio y ha decidido que el coste del servicio universal debe ser compartido entre todos los operadores. Son 284 millones y lo que está sobre la mesa es si los móviles también deben contribuir.

Telefónica ha ganado una reclamación histórica ante sus rivales. La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) decidió el jueves cambiar el criterio que ha venido aplicando desde la liberalización y decretó que el coste del servicio universal debe ser financiado por todos los operadores y no sólo por Telefónica.

El regulador ha cifrado la cantidad que se debe aportar. Son 284,35 millones que vienen a cubrir los desfases de los años 2003, 2004 y 2005. Pero más allá de ese dato, el resto son incógnitas. La CMT ha abierto un procedimiento administrativo para determinar qué operadoras deben contribuir al fondo y en qué medida. Y es que ahí está la clave. Está bastante claro que las compañías de telefonía fija deben estar en el grupo, puesto que el servicio universal se presta con esta tecnología, pero Telefónica ha reclamado durante años que se incluya también a los móviles. El regulador no lo descarta de plano, porque la ley en la que se basa su decisión lo permitiría. Pero primero debe estudiar en profundidad los argumentos.

La segunda materia de calado es el reparto de la contribución. ¿Se hará por cuota de mercado por tráfico?, ¿por ingresos?, ¿cómo se computa la edición de guías, donde no compite ningún rival de Telefónica en telefonía?, ¿y las cabinas? Todas estas variables tienen una repercusión económica, pero sobre todo la tiene la inclusión del móvil. Si sólo fuera cosa de la telefonía fija, Telefónica tendría que hacer frente al 80% del fondo, mientras que sus rivales se repartiría el 20%, aproximadamente.

Los rivales del ex monopolio creen que la medida llega 'tarde y mal' y dicen estar 'indignados'

Si se suman las operadoras celulares, la situación cambia drásticamente, incluso teniendo en cuenta que la compañía de móvil con más cuota es filial de Telefónica. El ex monopolio apechugaría con menos del 60% del fondo y recibiría pagos por más de un 40%.

Satisfacción de un lado; críticas de otro

Telefónica prefirió el viernes no comentar la decisión de la CMT, pero puesto que se trata de una de sus reivindicaciones históricas está clara su satisfacción. 'La mayoría de los países constituyeron el fondo hace muchos años', explican fuentes cercanas a la firma. Sus competidores acogieron con desagrado la noticia. 'Llega tarde y mal. Estamos indignados', aseguraba una fuente de estas compañías. 'Es injustificado, porque Telefónica vive su mejor momento y los operadoras alternativos, no'.

Los operadores de móvil defienden también su posición. 'Pocos países incluyen el celular', señalan en la industria. 'Sobre todo porque el móvil estaría subvencionando al fijo, que necesita el servicio universal porque no existe competencia y por eso hay zonas donde no hay redes. En telefonía móvil la cobertura es del 100%', añaden.

Los rivales van más allá y cuestionan la razón que ha llevado a la CMT a abrir el fondo. Hasta ahora, el regulador reconocía que el servicio universal tenía un coste para Telefónica, pero consideraba que no mermaba su capacidad para competir y que reportaba beneficios intangibles. Este año ha cambiado de opinión y dice que es perjudicial para el ex monopolio y que el mercado está maduro para compartirlo. Cómo se hará se decidirá en los próximos meses; se espera que antes del fin de 2008.

Un sector en pie de guerra

'Como sigamos así algún mes más, en este país será muy difícil competir con Telefónica'. Así reflejaba el sentir de los rivales del ex monopolio una fuente de estas compañías.Por supuesto, se refería a la noticia de que tendrán que poner su granito de arena en el fondo del servicio universal, 'pese a que no hay ningún dato que se refleje en las cuentas o en la cuota de mercado que apunte a que Telefónica ha tenido problemas para competir por estas obligaciones, como dice la ley que debe suceder para contribuir al fondo', añade.Esta fuente no es la única que apunta a que desde la multa que la Comisión Europea impuso a Telefónica por perjudicar a sus rivales de ADSL la situación en España ha cambiado. 'Primero el Gobierno ha salido en su defensa, dejando a los rivales al margen; luego ha descartado de plano segregar su red y ahora hay que subvencionar a Telefónica. Desde luego, no ha sido un buen mes para la competencia', concluye.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_