_
_
_
_
_
Francisco Santos

'Nos gusta la ambiciosa inversión de España'

La mano derecha de Álvaro Uribe comenta las oportunidades para las empresas españolas en un país que se abrirá más a la inversión extranjera en los próximos años

Francisco Santos, de 44 años, es uno de los políticos colombianos con más prestigio. El presidente Álvaro Uribe le llamó para ocupar la vicepresidencia de la República en 2002, tras una larga trayectoria como periodista y editor dentro y fuera del país que le ha granjeado fuertes amenazas por parte de la guerrilla de las FARC. De hecho, estuvo secuestrado ocho meses en 1990 por el cartel de Medellín.

Tras cinco años en el Gobierno en el que ha aplicado con éxito mano dura contra la guerrilla, Santos comenta con Cinco Días las nuevas oportunidades empresariales de un país que ha logrado estabilizar la economía y empezar a atraer capitales de grandes multinacionales estadounidenses y españolas (Telefónica, BBVA, Santander, entre otras). De hecho, España es hoy el segundo inversor extranjero en el país.

'Todo está cambiando ahora; hemos conseguido quitarnos, en gran parte, el lastre del terrorismo y apostamos por una inversión extranjera a la que daremos máxima estabilidad en los contratos que firmen a largo plazo, en un periodo de 20 años. Nos gusta la inversión agresiva que han realizado las empresas españolas, la queremos acá y apostamos porque aumente', indica. Santos comenta el ejemplo de Telefónica. 'El presidente César Alierta me ha comentado que uno de los mejores negocios que ha hecho es apostar por Colombia. Telefónica, a través de su filial Telecom (la más importante del país) ha invertido ya 600 millones de euros y tiene planes para doblar esta cantidad en los próximos años', comenta.

El horizonte inversor colombiano es amplio. El Gobierno de Uribe prevé cerrar 2007 con una inversión directa extranjera de más de 5.000 millones de euros, cifras que se ampliarán a medio plazo. 'Colombia es ya el segundo país receptor de inversión de toda América Latina tras Brasil y prevemos que en los próximos ejercicios estos flujos aumenten hasta situarse en más de 8.000 millones', revela el vicepresidente. Uno de los fundamentos de esta nueva coyuntura es el apoyo a la iniciativa privada nacional y extranjera, relegando al sector público al papel de regulador y de redistribución de la renta. Las oportunidades se extienden, a su juicio, a otros sectores, aparte de las telecomunicaciones, 'gracias a una nueva política económica, plagada de incentivos fiscales (exención total de impuestos en 30 años para quien invierta en infraestructuras hoteleras), que se completa con una deducción del 15% para quien aproveche Colombia como plataforma exportadora'. La inversión en bienes de capital tiene ayudas directas e indirectas de hasta el 40% del capital comprometido.

El desarrollo de las infraestructuras es otro de los puntos 'interesantes' a su juicio, para las empresas españolas. 'El proyecto de conexión de Bogotá con la costa a través de autopistas reducirá sensiblemente los gastos de transporte. Tenemos proyectos también para ampliación de puertos, la red de ferrocarril y la mejora de la navegabilidad del río Magdalena, a las que estamos abiertos al capital nacional y extranjero', comenta. Otra apuesta segura, en su opinión es el turismo. El 'nuevo clima de seguridad' está propiciando la recuperación de inversiones. 'El grupo Marriott tiene ya varios hoteles adicionales en mente. Algo parecido le pasa al grupo español NH que contempla su entrada en el país', señala, destacando la previsión del Ejecutivo de multiplicar por tres el número de turistas en tres años, hasta alcanzar los cuatro millones, 'gracias al encanto de ciudades como Cartagena o al turismo ecológico del interior'.

Capital español en biocombustibles

Otro de los sectores emergentes en Colombia es la producción de biocombustibles. El país es ya el segundo productor mundial de bioetanol y tiene previsto elevar aún más su cuota, apunta el vicepresidente. La materia prima es una amplia extensión de terreno que no es bosque (500.000 kilómetros cuadrados), susceptible de ser utilizada para la producción de carburantes ecológicos. Los proyectos internacionales se están multiplicando. 'Estamos en conversaciones con una aceitera española para participar en un proyecto de biocarburantes', dice sin aclarar qué empresa.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_