Turismo

Industria detecta un descenso del 9,8% en el turismo nacional hasta julio

Industria confirmó el viernes la fuerte caída de los desplazamientos de los turistas españoles. En los siete primeros meses del año, las visitas sumaron 85 millones, casi diez millones menos que en el mismo período de 2006 y doce menos que en 2005, lo que significa una merma del 9,8% anual.

Las subidas de tipos en la zona euro, el mayor endeudamiento hipotecario, y, en última instancia, el repunte de la inflación están empezando a pasar factura a los bolsillos de las familias españolas. Un buen indicador es el turismo, que suele ser una de las primeras actividades de las que prescinden los hogares cuando los gastos aumentan con más rapidez que los ingresos.

Mientras que el número de turistas extranjeros que visita España sigue creciendo con fuerza (el Gobierno prevé que se llegue a los 60 millones de llegadas, con un crecimiento cercano al 2%) no ocurre lo mismo en el caso de los desplazamientos de los españoles, que acumulan dos años de fuertes caídas, en especial en los viajes a otras comunidades autónomas distintas a la de residencia habitual.

En los primeros siete meses del año, los españoles realizaron 85,7 millones de viajes, lo que representa una caída del 9,8% respecto al mismo período de 2006, en el que se contabilizaron 95,1 millones de desplazamientos, tanto internos como al extranjero.

El resultado de la comparación es mucho peor en el caso de los viajes a otras comunidades autónomas, donde el descenso ha sido de diez millones en tan sólo un año, lo que representa prácticamente el total de la caída del turismo emisor. El Ministerio de Industria justifica esta bajada, en primer lugar, a la adversas condiciones climatológicas que se dieron en Semana Santa y pone especial énfasis en el retroceso de los desplazamientos a segundas viviendas en la misma comunidad autónoma de residencia. De los 85,7 millones de desplazamientos que hicieron los españoles entre enero y julio de 2007, 79,9 corresponden a viajes entre regiones, mientras que 5,8 tuvieron como destino el extranjero.

El descenso de las visitas dentro de España se ha notado especialmente en las comunidades que más turistas nacionales reciben (Andalucía, Cataluña, Castilla y León y la Comunidad Valenciana) y que más han sufrido a su vez el retroceso de viajes dentro de la misma región. El caso más paradigmático es el de Andalucía, la comunidad autónoma que más visitas nacionales recibe (14,8 millones entre enero y julio de 2007, lo que supone el 17,3% del total) y la que más ha sufrido las mayores dificultades económicas de sus ciudadanos, ya que el 70% de los desplazamientos corresponde a residentes en esta comunidad autónoma. De 16,2 millones de visitas en 2005 se ha pasado a 15,4 en 2006 y a 14,8 este año, lo que representa una caída acumulada del 8,6% en dos años.

Crece el gasto

¦bull;El gasto diario de los turistas extranjeros en España creció un 4,5% en tasa interanual en los diez primeros meses del año, hasta alcanzar los 93 euros, gracias al aumento del gasto de los turistas procedentes de Reino Unido, Italia y los Países Nórdicos.