Software

Secuware desarrolla un ordenador 'virtual' para proteger la banca 'online'

Varias entidades financieras españolas planean blindar sus operaciones bancarias online con un software de la compañía española Secuware que permite crear un ordenador virtual, protegido de ciberataques, dentro de los PC de los clientes. Entre las firmas interesadas están BBVA, Bankinter y Caja Madrid.

El problema no es baladí. En el primer semestre de 2007 las bandas de estafadores a través de internet se hicieron pasar por bancos españoles en 675 ocasiones y los casos de phishing para obtener datos y claves bancarias privadas a través de correos electrónicos fraudulentos, ascendieron en ese periodo a 1.964 casos en España, según datos de la Asociación de Internautas.

Conscientes del problema, los bancos españoles buscan una solución. Y parecen haberla encontrado. Entidades como BBVA, Bankinter, ING y Caja Madrid prueban estos días un sistema de acceso seguro a internet creado por la empresa española Secuware. Y alguna ya ha cerrado contrato con esta firma, fundada y presidida por Carlos Jiménez, para ofrecérselo a sus clientes.

'Nosotros siempre hemos defendido que el banco debía proteger el PC del usuario. La razón es que la fortaleza de un sistema de seguridad se mide por el punto más débil y este punto no está situado en los ordenadores del banco, que son muy seguros, sino en el equipo del usuario', explica Jiménez. Para este experto, creador del primer antivirus de PC hace 18 años y fundador de la empresa Anyware en 1989 que nueve años después vendió a McAfee por 11 millones de euros, 'la entidad financiera es quien debe garantizar que la comunicación con el banco no pueda ser violada'.

Telefónica, Iberia y Orange también evalúan el sistema de Secuware

Secuware ha invertido más de tres años en el desarrollo de esta solución que en breve anunciará la banca. 'Se trata de un software, que puede entregarse al cliente en una memoria USB, en un MP3 o en un dispositivo tipo iPhone, y que funciona como si fuera un ordenador virtual dentro del propio PC del usuario. Ambos son capaces de coexistir con la garantía de que no se interferirán', aclara Carlos Jiménez.

El directivo asegura que lo que se crea es 'una isla segura dentro del ordenador, porque nuestra solución funciona como si fuera un CD-Rom, un dispositivo de sólo lectura, con lo cual no se puede alterar a diferencia de un disco duro, sobre el que puede escribir cualquiera'.

La solución de Secuware también puede descargarse desde internet, sin peligro de ser contaminada. 'No es posible hacerlo porque lo que te descargas es un fichero que sólo funciona si está íntegro; ante cualquier alteración no arrancaría', subraya el presidente de la compañía de seguridad, que también destaca otra ventaja del sistema: su portabilidad. 'Al poder llevarlo en una memoria USB o un reproductor de música MP3, por ejemplo, puedes utilizarlo en cualquier ordenador; es independiente de la máquina física del usuario'.

Jiménez, considerado uno de los diez mayores expertos mundiales en virus informáticos y ciberterrorismo, aclara que el desarrollo de Secuware sirve también para otro tipo de empresas. De hecho, Telefónica, Orange e Iberia están evaluando la tecnología, no sólo pensando en los clientes sino en sus empleados. 'Lo que quieren es asegurar que éstos se conectan de forma completamente segura a los sistemas de la empresa, tanto si lo hacen desde su casa como desde un lugar ajeno a sus instalaciones'.

Otra entidad que ya es cliente de esta solución de Secuware es la Dirección General de la Guardia Civil. Pero la finalidad aquí es radicalmente opuesta. 'Hasta ahora, los guardias civiles no podían navegar libremente por internet porque sus ordenadores estaban cerrados y se lo impedían. A partir de ahora, utilizarán una máquina virtual o emulada para poder navegar por la red abiertamente, sin comprometer al ordenador entero, ya que al estar aislado uno del otro no hay riesgo de que los virus o los troyanos se cuelen en la parte blindada'.

El Gobierno inglés analiza la tecnología española

El Gobierno británico está evaluando la tecnología de Secuware tras la gravísima pérdida de dos discos que contenían los datos personales de 25 millones de ciudadanos. El caso, ocurrido la semana pasada, obligó a el ministro de Hacienda de Gran Bretaña, Alistair Darling, a reconocer que la mitad de los ingleses estaban expuestos a los peligros de fraude. Ahora, las autoridades del país estudian diferentes soluciones tecnológicas para evitar problemas de esta índole.

Carlos Jiménez, presidente de Secuware, señala que el Gobierno británico 'está hablando con nuestro distribuidor allí' y confían en alcanzar un acuerdo. 'Nuestra tecnología de cifrado es un estándar de la OTAN, lo cual puede hacer que gane puntos', añade. Este experto cree que este fatídico suceso puede suponer un parón en el proyecto de DNI digital del país vecino.