EDITORIAL

Defender al contribuyente

Promovida por la comisaria de Competencia, se empieza a extender una ola europea para que los ciudadanos hagan valer sus derechos como usuarios y consumidores. Los planes de Neelie Kroes se basan en dos pilares. Por un lado, y así se encarga de recordarlo cada vez que anuncia una sanción por violar las normas de competencia, animar a quienes se vean perjudicados -sean ciudadanos particulares, otras empresas o Administraciones- a que presenten reclamaciones de daños y perjuicios o pidan indemnizaciones. El segundo pilar, que se verá desarrollado desde el año que viene, trata de potenciar los litigios colectivos de aquellos grupos que se consideren perjudicados. En una línea paralela a esta filosofía parece estar en España el Consejo para la Defensa del Contribuyente: que el ciudadano se queje más como una forma de mejorar la Administración. Son propuestas más plausibles si a la vez se perfeccionan los procedimientos y los trámites.