Gobierno

Bono se equipara con Solbes y anticipa su candidatura al Congreso

Si el vicepresidente económico, Pedro Solbes, ya ha anticipado su disposición a seguir en el cargo, ¿qué impide que los españoles sepan quién aspira a presidir el Congreso de los Diputados? Con este interrogante, el ex ministro José Bono defendió ayer en la sede federal del PSOE su derecho a presentarse como candidato oficial de su partido a la presidencia de la Cámara Baja, una decisión un tanto insólita que ayer el secretario de Organización socialista, José Blanco, también se esforzó por revestir de normalidad.

Después de escenificar una breve reunión con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, Bono compareció ante la prensa junto a Blanco para anunciar esta candidatura y también la aceptación de encabezar la lista electoral por Toledo, decisión con la que formaliza su vuelta a la política activa.

¿Qué motivos han llevado a Zapatero a mostrar con cuatro meses de antelación el posible futuro político de Bono? Corren muchas versiones, pero la más consistente apunta a la necesidad que tiene el PSOE de simpatizar más pronto que tarde con los votantes de centro que podrían estar dudando entre votar a este partido, decantarse por el PP o refugiarse en la abstención. Bono reconoció ayer que no tiene ningún prejuicio para pescar en los caladeros del centro derecha. 'No me incomoda conseguir votos de personas que en otras elecciones votan al PP', confesó el ex ministro. 'Pero eso no quiere decir que sea de derechas', matizó.

La decisión de la dirección del PSOE de permitir que la candidatura a la Presidencia del Congreso se exhiba a cuatro meses de las elecciones y en la propia sede federal del partido causó perplejidad a algunos de sus dirigentes y también a los distintos líderes políticos. Los portavoces de CiU, PNV, ERC e IU recordaron que la Presidencia del Congreso no depende sólo del PSOE, sino que ha de ser votada por el conjunto de los grupos parlamentarios.

El presidente del Congreso, Manuel Marín, eludió comentar la decisión de Bono: 'Yo ya no soy de este mundo', dijo a los periodistas.