Informe

España, el país de la OCDE que más aumenta la ayuda al desarrollo

España fue el país de la OCDE que más aumentó en 2006, en volumen, su ayuda al desarrollo, que totalizó 3.813 millones de dólares, un monto que la situó en octava posición.

Esos 3.813 millones de dólares significaron un incremento del 20,3%, que en términos relativos sólo fue superado por el tirón del 33,7% de Irlanda (pero con 997 millones de ayuda total) y del 22,8% de Australia (con 2.128 millones), según las conclusiones de la evaluación de la ayuda pública de España por los otros miembros del Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) de la OCDE.

En cifras absolutas, superaron a España por sus donaciones Estados Unidos (22.739 millones de dólares), Reino Unido (12.607 millones), Japón (11.608), Francia (10.448), Alemania (10.351), Holanda (5.452) y Suiza (3.967).

En 2006, el monto de la ayuda española pasó por delante de las de dos países del G7: Canadá (3.713 millones de dólares, -9,2%) e Italia (3.672 millones, -30%). En términos relativos, la contribución de España pasó de pesar un 0,27% de la Renta Nacional Bruta (RNB) en 2005 al 0,32% en 2006, una cifra que la sigue situando por debajo del 0,46% de media en los países del CAD de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

El esfuerzo español está, en particular, por debajo de los países punteros que cumplen el objetivo internacional del 0,7% de la RNB: Suecia (1,03% de la RNB), Noruega (0,89%), Luxemburgo (0,89%), Holanda (0,81%), Dinamarca (0,80%).

El CAD (que reúne a los grandes donantes de la OCDE) se felicita por ese ¢esfuerzo¢ y por ¢el enfoque sensible¢ de la política española en favor de ¢la consolidación de la paz y de la reconciliación en América Latina¢, y considera que la estrategia de su acción humanitaria se ajusta ¢a las buenas prácticas definidas a escala internacional¢.

España, según los autores del análisis, se ha fijado ¢objetivos ambiciosos¢ para la reforma de sus sistema de cooperación para el desarrollo, pero el éxito dependerá de ¢la conclusión del proceso de reforma y de las posibilidades de trabajar en asociación con otros donantes¢.

España se ha fijado el objetivo de doblar su ayuda al desarrollo en el horizonte de 2012 para alcanzar la meta establecida por la ONU de dedicar un 0,7% del Producto Nacional Bruto (PNB). En el presupuesto de 2008, esa ayuda supone un 0,5% de la Renta Nacional Bruta (RNB) y la OCDE estima que España va ¢por buen camino¢ para cumplir dicho objetivo.