Tribunales

El juez admite a trámite la querella contra Llanera y llama a declarar a los propietarios

La familia Gallego y el resto de administradores de Llanera tendrán que declarar a partir de mediados de diciembre ante el juez tras ser admitida a trámite la querella presentada por un acreedor por un supuesto delito de insolvencia punible, en las modalidades de alzamiento de bienes y delito concursal, según confirmaron a Cinco Días fuentes próximas al querellante. El juzgado número 3 de Xàtiva (Valencia) ha iniciado diligencias para esclarecer si Llanera aplicó un 'plan preconcebido para distraer y ocultar bienes, agravando la situación de las sociedades que posteriormente han acudido al procedimiento concursal', según dice la querella presentada por Multiservicios Arco Mediterráneo, firma a la que Llanera adeuda 1,88 millones de euros.

El juzgado no ha adoptado las medidas cautelares reclamadas por el querellante: una fianza para cubrir el posible déficit patrimonial, que estima en 600 millones, y el control de los bienes personales de los querellados para evitar su transmisión.

Según la querella, Llanera sabía de su insolvencia desde finales de 2006. La denuncia añade que durante ese tiempo, Llanera, 'en vez de mantener íntegro su patrimonio como garantía, desplegó una conducta dolosa, distrayendo o enajenando sus bienes a favor de sociedades del propio grupo ... para evitar la ejecución de su patrimonio'.