CincoSentidos / Pistas

La Copa del América se aplaza indefinidamente

El pleito entre Oracle y Alinghi deja en el aire la prueba en Valencia

La trigésimo tercera edición de la Copa del América ya no tiene fecha ni un futuro claro. La empresa America's Cup Management (ACM), -creada por el sindicato suizo Alinghi, campeón de las dos últimas ediciones, con el objetivo de organizar la competición de vela- anunció ayer que las regatas previstas para julio de 2009 se aplazan sin fecha, 'debido a la incertidumbre que existe sobre la solución al conflicto legal entre los equipos Alinghi y Oracle en el Tribunal Supremo de Nueva York'.

El equipo BMW Oracle, propiedad del norteamericano Larry Ellison, recurrió al tribunal neoyorquino tal y como recogen las normas de la America's Cup después de que Alinghi aceptase como desafiante principal de la 33 edición al Desafío Español. Ser Challenger of Record permite discutir con el propietario del trofeo las normas para la próxima edición. El sindicato norteamericano denunció que el Club Náutico Español de Vela (CNEV), creado recientemente para poder optar a esta posición de privilegio, no cumplía los requisitos.

Pese a que en los últimos meses se ha intentado negociar entre Alinghi, controlado por multimillonario suizo Ernesto Bertarelli, y el equipo de Ellison, finalmente no ha habido acuerdo, y aunque el defensor de la copa ha intentado hasta el último momento sacar adelante la competición, al final ha optado por paralizar todo el calendario que había llegado a presentar hace una semana en el Salón Náutico de Barcelona.

Si el juez da la razón al Oracle, la 33 edición será un mano a mano con Alinghi

La decisión de aplazar sin fecha el evento, que da pistas de que el tribunal que juzga el conflicto puede fallar a favor del Oracle, puede afectar también a la sede de la competición. ACM explicó ayer que si el tribunal de Nueva York resuelve que el CNEV es válido y Oracle decide no apelar, ACM trabajará con los equipos inscritos para adaptar las normas y regulaciones existentes y poner en marcha un nuevo plan para un evento en Valencia en una fecha posterior.

Sin embargo, si la justicia estadounidense falla en contra de la validez del CNEV, la Sociedad Náutica de Ginebra, club que ampara al Alinghi, aceptará el desafío presentado por el Golden Gate Yacht Club -el Oracle- posiblemente en un multicasco frente a los barcos monocasco que se han utilizado en las últimas ediciones. Los estadounidenses ganaron una edición de la copa al sorprender a todos sus rivales precisamente con un catamarán. Ello obedece a que la norma de la Copa del América, el Deed of Gift, apunta a que el desafiante podrá elegir el tipo de barco, mientras que los suizos pueden elegir el lugar. ACM apuntó que este duelo, que sería la 33 edición de la Copa del América, se podría celebrar en Valencia en 2008, aunque no está cerrado.

Oracle: 'Desafortunada e innecesaria decisión'

El sindicato Oracle calificó ayer de 'desafortunado e innecesario' el aplazamiento de la 33 edición de la Copa del América. El Golden Gate Yacht Club (GGYC) de San Francisco y el equipo Oracle afirmaron que en las últimas semanas que 'ha habido muchas oportunidades para resolver el nuevo protocolo normas de la competición sin tener que dar este paso'. Desde el sindicato americano, se recuerda a través de un comunicado que, la semana pasada se hizo una oferta a Alinghi respaldada por tres equipos más donde 'se recogían las preocupaciones de todos y habría permitido que el evento siguiera adelante como estaba planeado'.

En el Desafío Español se acataba ayer la decisión, sin entrar en más valoraciones, mientras que el nuevo desafiante español, el Ayre, impulsado por Pedro Perelló, aplaudió el hecho. Por lo que respecta a las administraciones públicas implicadas -que en buena parte financian la prueba- ni el Gobierno central ni la Generalitat ni el Ayuntamiento de Valencia mostraron una postura firme en el conflicto.