Eléctricas

El mal uso de la generación hidráulica agrava la situación del sistema eléctrico

El uso que las eléctricas han hecho de los embalses este año agravó la situación del sistema eléctrico el pasado lunes ante la escasa disponibilidad de energía hidráulica para atender la fuerte demanda registrada. A ello se unieron las paradas imprevistas de distintas centrales térmicas que la CNE investigará a instancias de Industria.

La importante punta de demanda eléctrica registrada el pasado lunes, de 42.000 megavatios, que obligó a Red Eléctrica (REE) a cortar el suministro a unos 200 clientes industriales con contrato interrumpible, ha llevado a los responsables del sistema eléctrico a analizar por qué hubo que aplicar un mecanismo 'de última solución' que, dadas las capacidades existentes, no hubiera sido necesario en condiciones normales, tal y como advirtió ayer el secretario general de Energía, Ignasi Nieto.

De momento, ya hay sobre la mesa dos causas que se están estudiando, según explicaron en fuentes del sector. En primer lugar, el uso intensivo que están haciendo las eléctricas de sus embalses para producir electricidad. En los nueve primeros meses del año, la generación de origen hidráulico ha crecido una media del 36,1% respecto al mismo periodo del año anterior. Esta política y las escasas lluvias registradas en otoño han reducido de forma considerable el nivel de las reservas de los aprovechamientos hidroeléctricos. Según datos de REE, el lunes sólo era posible producir unos 6.046 megavatios hora, un tercio del máximo de energía hidráulica del sistema. Una energía que es clave para atender las puntas de demanda.

Desde Iberdrola, que es la eléctrica con mayor potencia hidráulica instalada, negaron que se haya hecho un uso irracional del agua, subrayaron que la gestión de sus embalses durante el verano ha sido similar a la del año pasado y que los niveles de sus reservas son parecidos a los de 2006, salvo en la cuenca del Tajo donde son inferiores por las menores lluvias. De enero a septiembre, la generación hidráulica de Iberdrola se ha incrementado un 66,4% respecto al año pasado, con unas reservas de agua equivalentes al 47% del total.

El segundo elemento que se va estudiar tras la situación generada el lunes en el sistema eléctrico es la alta indisponibilidad de distintas centrales eléctricas térmicas, tanto ciclos combinados como plantas de carbón. Según explicó ayer el presidente de REE, Luis Atienza, durante el I Encuentro hispano-francés de Energía, el lunes se encontraban fuera de servicio unos 20.000 megavatios por distintas razones: unas previstas (como la parada de las nucleares Almaraz II y Ascó I por recarga de combustible) pero otras no. En este sentido, las fuentes consultadas recordaron que, en muchas ocasiones, para lograr más ingresos las eléctricas declaran como disponibles centrales que, cuando llega el momento, no pueden generar la electricidad que les reclama el sistema.

Por eso, Ignasi Nieto desveló ayer que ha remitido una carta a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) para que investigue las centrales que no funcionaron de forma imprevista. A su juicio, resulta 'inaceptable' que se produjeran tantas 'paradas fortuitas'.

Según avanzó Nieto, la CNE inspeccionará las centrales que pararon y, si detecta prácticas injustificadas, estudiará la posible apertura de expedientes informativos o sancionadores a las eléctricas responsables, informa Efe.

Sistema de gas flexible

Ignasi Nieto defendió ayer, en unas jornadas organizada por EOI y Cinco Días, la necesidad de que España cuente con un sistema gasista más flexible para aumentar la garantía del suministro eléctrico. En este sentido, adelantó que el Gobierno pretende aumentar la capacidad de almacenamiento de gas hasta llegar al 20% del consumo en 2011 y, además, elevar las interconexiones con Francia hasta los 13.000 millones de metros cúbicos de gas en 2013.