Telefonía

Euskaltel entra en la lista de la CMT de operadores principales en móvil y BT en fijo

Euskaltel se ha caído de una lista, pero ha entrado en otra, mientras que BT se ha estrenado como uno de los mayores grupos de telecomunicaciones en España. Lo afirma la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), que ha hecho pública a través del BOE la lista de los operadores principales en telefonía fija y móvil referente a 2006. Son cinco en cada campo y la inclusión en ellos conlleva una serie de restricciones, sobre todo para los accionistas de las compañías.

Como todos los años, en los primeros puestos de la lista no hay sorpresa ninguna. En telefonía fija, Telefónica, Ono y France Télécom se mantienen un ejercicio más en cabeza. Donde siempre hay algún cambio es en los dos últimos puestos. Tele2 sigue en el grupo tras su entrada el año pasado, pero Euskaltel, que llegó con ella, se cae. La filial de la operadora británica BT ha crecido en los doce meses de 2006 más que la operadora vasca de telecomunicaciones y le ha arrebatado el puesto como quinta empresa principal en telefonía fija.

El celular completa el grupo

En el segmento del móvil la escena es parecida. Telefónica, Vodafone y France Télécom llevan en los tres primeros puestos desde la creación de la lista. Yoigo se incorporó a ella incluso antes de salir al mercado y captar su primer cliente, pero el quinto puesto ha quedado vacante desde hace años. Acaba de ser ocupado y quien ha entrado en la lista es el mismo que se caído del fijo: Euskaltel. Las operaciones de la operadora de cable en el mercado celular como móvil virtual le han permitido colocarse como la quinta sociedad más potente en este campo.

La entrada en la lista se mide por parámetros tan objetivos como la cuota de mercado en cada negocio por ingresos. La CMT recoge los datos de las operadoras de forma anual y de ellos dependen los movimientos en la clasificación. Por eso, los operadores con la condición de principales son los cinco con mayor cuota de mercado en cada segmento.

La elaboración de la lista es el resultado de un real decreto-ley de 2000, que establece una serie de limitaciones y restricciones para los accionistas que tengan presencia en más de un operador de los considerados principales en cada mercado estudiado. La más importante de las limitaciones es la que obliga a un accionista que esté en dos grupos a reducir al 3% los derechos políticos en una de sus posesiones.