Capital riesgo

Gala, una prometedora firma que ahora pierde 1,2 millones

La firma de capital riesgo Gala Capital, que ha manifestado su interés en participar en una opa sobre Iberia, perdió el pasado año 1,22 millones.

La firma explica en las cuentas presentadas en el Registro Mercantil que dichas pérdidas se deben a que 'la sociedad se encuentra en una etapa temprana en su ciclo de inversión, y al no haber obtenido ingresos por desinversiones, no se han podido cubrir los gastos por honorarios en el asesoramiento y ejecución de las inversiones'. A pesar de las pérdidas, Gala confía 'que esta situación tenderá a invertirse en el futuro, de forma que la sociedad entre en beneficios próximamente'.

Gala Capital amplió el capital en 2006 en 100 millones de euros (de los que se invirtieron 50 el pasado ejercicio) y el resto a principios de 2007.

Efectivamente, ninguna sociedad de capital riesgo recién creada aspira a ganar dinero en los tres primeros años de funcionamiento. Es el caso de Gala Capital; pero el optimismo de la firma se fundamenta no sólo en la esperanza de cosechar beneficios cuando vendan las empresas que ha adquirido desde 2006 (el 6% de Acciona Eólica Cesa; el 100% de Coronel Tapioca; el 9% de La Sexta y el 100% de Page Ibérica), sino también en la lógica seguridad que debe otorgar el hecho de que en el capital de la sociedad aparezcan algunos de los apellidos más reconocidos del panorama empresarial español.

Manuel Jove, que el pasado año acordó la venta de la inmobiliaria Fadesa a Fernando Martín por 4.045 millones de euros, controla el 20% del capital a través de la sociedad Inversiones Frieira. El mismo porcentaje ostentan la sociedad de inversión del presidente de Ferrovial, Rafael del Pino, y Omega Capital, la firma de inversión de Alicia Koplowitz.

Con un 10% se encuentran El Averjal, sociedad controlada por familiares de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; la firma de ingeniería Incom, de la familia Navarro, ligada a negocios de agua y energéticos. El fondo de pensiones de los empleados de Telefónica tiene también el 10% y la sociedad Blue Inversiones, controlada por Youssuf Jammal Abboud, otro 10%.

Los nombres de los administradores de Gala Capital también deben aportar seguridad al futuro de la sociedad. Jaime Bergel, que dimitió de la presidencia de Merrill Lynch en España en 2003, y Carlos Tejera, ex socio de Mckinsey, dirigen la sociedad de capital riesgo.

A los ilustres apellidos reunidos en Gala Capital se une otro, de forma muy indirecta, el del inversor George Soros. A principios de 2007 Gala Capital adquirió, en una operación conjunta con la firma de inversión estadounidense TowerBrook Capital, el 25% de la empresa de artículos de lujo Jimmy Choo. ToweBrook es una firma de inversión fundada por el antiguo equipo de inversión de Soros, considerado como uno de los mayores especuladores de las finanzas mundiales.

Gala Capital ha concedido préstamos a sociedades participadas para llevar a cabo las adquisiciones de empresas durante 2006 y parte de este año. En total, la firma ha prestado 40 millones de euros a Gala Ventures (que compró Coronel Tapioca), a Gala Desarrollos Comerciales y a la luxemburguesa GSE.