PIB

El Gobierno recortará su previsión de crecimiento en 2008 al entorno del 3%

El vicepresidente del Gobierno Pedro Solbes afirmó ayer que un crecimiento del PIB en el entorno del 3% es 'perfectamente positivo'. El responsable de Economía asume así una revisión a la baja respecto a la previsión de julio (3,3%) para tener en cuenta la incertidumbre creada por la crisis financiera de Estados Unidos.

El Gobierno ha acabado por ceder. Después de varias semanas en que la cúpula del Ministerio de Economía decía sentirse 'cómoda' con la previsión de crecimiento del PIB para 2008 realizada en julio (3,3%), su máximo responsable la rebajó ayer de facto. El vicepresidente del Gobierno, Pedro Solbes, afirmó que, dadas las turbulencias financieras internacionales, 'el 3% que sugieren la mayoría de los analistas, es perfectamente positivo'. En una intervención previa ante el Senado, su número dos en Economía, David Vegara, afirmó que, en la previsión de diciembre, el Gobierno incorporará la situación de incertidumbre que se cierne sobre los mercados, 'pero tendrá un impacto limitado y por tanto en el entorno del 3% sigue siendo perfectamente factible'.

Solbes, que participó en una jornada organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección, asumió que habrá una desaceleración respecto a 2007, aunque 'todos firmaríamos cifras incluso claramente inferiores para los próximos años'. En cuanto al ejercicio en curso, la previsión del 3,8% 'se cumplirá sin problemas'.

El responsable de Economía afirmó que un crecimiento de la actividad en el entorno del 3% en 2008 permitirá cumplir con el objetivo de superávit del 0,3% para la Administración Central, además de superar con creces la media europea y mejorar los desequilibrios.

En este sentido, el vicepresidente dejó claro que la moderación del crecimiento vendrá acompañada de una composición más equilibrada, con mejor comportamiento del sector exterior y la inversión en bienes de equipo, al tiempo que se moderarán la construcción y el consumo. La actividad crecerá, según Solbes, 'más cerca de su nivel potencial', lo que debería atenuar en los próximos meses las presiones inflacionistas. El propio Vegara reconoció que la inflación empeorará en noviembre.

Erosión de la competitividad

El presidente de la patronal CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, se refirió también ayer a la inflación, afirmando que seguirá manteniendo un importante diferencial frente a Europa, 'lo que erosionará más la competitividad'. Además, pronosticó que el crecimiento del PIB no superará el 3%, 'aunque entre el 2,5% y el 3%, sigue siendo un magnífico resultado'.

A preguntas de la audiencia, Solbes afirmó que el programa socialista de cara a las elecciones de marzo 'no excluye' otra posible rebaja fiscal. Porque 'los ingresos estructurales superan a los gastos, y es razonable que se devuelva una parte del exceso a los ciudadanos'. El vicepresidente se mostró partidario de recortes 'que sean realistas', en referencia crítica a la reciente propuesta realizada por el Partido Popular, que plantea la exclusión del IRPF para rentas inferiores a 16.000 euros.

El máximo responsable de la política económica española volvió a eludir pronunciarse sobre su posible continuidad en el caso de que el PSOE revalide su mandato tras las elecciones de marzo. 'En esta conferencia', explicó, 'hemos hablado de incertidumbres en la actividad, posibles problemas de liquidez y otros temas complejos. Me resulta más difícil contestar sobre mi continuidad en el cargo tras las elecciones'.

La frase

Pedro Solbes, Vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía: "Hemos hablado de incertidumbres en la actividad, posibles problemas de liquidez y otros temas complejos. Me resulta más difícil contestar sobre mi continuidad en el cargo tras las elecciones"