Anuncio

Brisa rompe su relación con Abertis, tras hacerse ésta con el 18% de su capital

La concesionaria portuguesa Brisa ha decidido romper de forma unilateral el acuerdo de asociación estratégica que mantenía con Abertis desde 2002, después de que la compañía española elevara hasta el 18% su participación en el capital de la lusa y se convirtiera en su segundo máximo accionista sin supuestamente avisar previamente a la dirección de la empresa.

En un comunicado oficial enviado al organismo regulador del mercado de Portugal, Brisa indicó que la ruptura tendrá efectos inmediatos y que es ¢consecuencia directa¢ de la falta de respeto que supone al mismo el hecho de que Abertis reforzara su posición en el accionariado de la compañía.

La concesionaria portuguesa indicó que Abertis es ¢bienvenido¢ como inversor ¢al igual que todo accionista que crea y confíe en el potencial de creación de valor¢ de su proyecto de negocio.

No obstante, en su opinión, Abertis ha obviado determinadas reglas del juego en cuanto a confianza y transparencia que considera que las sociedades deben mantener y ¢que son compatibles con iniciativas¢ como las tomadas por la española controlada por ACS y 'La Caixa'.

El comunicado de Brisa viene así a confirmar que Abertis ha elevado desde el 10% hasta el 18% su participación en la concesionaria de autopistas Brisa, tras comprar un 5% que estaba en manos de Capital Group y otro 3% en el mercado, tal como hoy adelantó el diario luso 'Diario Económico'.

Un 8% de Brisa está valorado en unos 485 millones de euros en función de los actuales precios de mercado, que arrojan una capitalización de unos 6.060 millones de euros para la concesionaria lusa y un valor de alrededor de 1.080 millones para la participación que actualmente tiene Abertis.

El grupo que preside Isidre Fainé contaba desde hace unos cuatro años (desde la suscripción del referido acuerdo) con un 10% del capital de Brisa. En virtud del acuerdo, las compañías realizaron un intercambio accionarial y además decidieron pujar juntas en la privatización de la Empresa Nacional de Autopistas (ENA), que finalmente se adjudicó Sacyr. En la actualidad, Brisa sólo tiene alrededor del 1% de Abertis.

Con su inversión en la concesionaria lusa, Abertis se convierte ahora en su segundo máximo accionista, por detrás de la familia de José de Mello, que controla el 30% del capital. Entre el resto de accionistas destacan Babcock & Brawn, con un 10%; Cinveste (4,99%) y Caixanova (2%).

Brisa cuenta en la actualidad con una cartera de once autopistas de Portugal que suman unos 1.050 kilómetros de vía de pago, además tiene una participación en el primer concesionario de Brasil CCR.

Pendiente de Italia

El aumento de la participación en Brisa y la decisión de la portuguesa de romper sus relaciones con la española se produce en tanto Abertis está pendiente de resolver si finalmente retoma su proyecto de fusión con la también concesionaria italiana Atlantia (antigua Autostrade), decisión que está previsto tome el próximo mes de enero.

Aberis y Atlantia acordaron en abril de 2006 su fusión, que no obstante está aparcada desde hace casi un año (diciembre de 2006) por la incertidumbre que introdujo en el proceso el cambio normativo sobre concesiones que abordó el Gobierno de Italia.

Por el momento, Abertis cuenta con una participación del 6,6% en Atlantia, fruto del 13,3% que tiene en Schemaventotto, sociedad de cartera que controla la concesionaria. Esta sociedad está a su vez controlada por la familia Benetton, con un 60% de su capital, por delante de Fondazione Cassa di Risparmio y Abertis, con un 13,3% cada uno de ellos, y Generalli y Unicredit, con un 6%, cada uno.

Además, con su inversión en Brisa, la concesionaria española ha vuelta a invertir en autopistas tras ejecutar inversiones en aeropuertos (compra del gestor británico TBI) y en telecomunicaciones, con su entrada en Eutelsat e Hispasat.