EE UU

Freddie Mac anota sus mayores pérdidas por la crisis inmobiliaria

La crisis de la vivienda ha pasado la mayor factura de su historia a Freddie Mac. Esta entidad de estatuto público que con Fannie Mae posee o garantiza el 40% de las hipotecas de EE UU perdió 2.029 millones dólares (unos 1.372 millones de euros) en el tercer trimestre.

El aumento de la morosidad hipotecaria y los embargos en EE UU han llegado a las cuentas de Freddie Mac, una institución financiera que cotiza pero que fue creada en 1970 por el Gobierno para facilitar liquidez hipotecaria. Las pérdidas de 2.029 millones de dólares son el triple de lo estimado por los analistas y también casi el triple de las del mismo periodo de 2006.

La entidad tuvo que anotar 1.200 millones de dólares (812 millones de euros) por gastos crediticios y reducir el valor de sus activos en 3.600 millones de dólares en el trimestre. Todo ello ha reducido su capital a niveles ligeramente superiores a los que está obligada. La entidad, presidida por Richard Syron, estudia recortar su dividendo o captar más capital. Para explorar las posibilidades en su mano ha contratado los servicios de Goldman Sachs y Lehman Brothers.

Tras presentar sus resultados, Freddie Mac se desplomó en los mercados registrando las mayores caídas desde que comenzó a cotizar en 1988. Y es que si malas eran las cuentas, las perspectivas no son mejores para una entidad que desde 2003 tiene problemas con su contabilidad. Syron afirmaba ayer que el cuarto trimestre será difícil y el director financiero dijo que no hay motivos para el optimismo.

Fannie Mae, una entidad competidora similar, registró pérdidas de 1.390 millones de dólares. Ambas firmas tienen problemas en momentos como el actual, cuando crece la morosidad. Su misión es incrementar la liquidez en el mercado comprando préstamos de bancos y entidades hipotecarias, su beneficio se deriva de la tenencia de bonos y las comisiones por garantizar o titulizar hipotecas.

Freddie y Fannie han estado al margen de las hipotecas subprime aunque para no perjudicar al mercado más aún las han incluido en su cartera. No obstante, estos créditos no son su mayor problema. Para los analistas los resultados son malos porque ambos grupos son fuente de buena parte de la financiación hipotecaria y si su papel se reduce la crisis de la vivienda puede agudizarse.

Seis pretendientes a la dirección de Citigroup

El suizo Josef Ackermann, presidente de Deutsche Bank, y el escocés Fred Goodwin, consejero delegado de Royal Bank of Scotland, están entre los seis candidatos que baraja la prensa económica estadounidense para ocupar el puesto de consejero delegado de Citigroup.

También optan al puesto Robert Willumstad, presidente de AIG, Vikram Pandit, responsable del banco de inversiones de Citigroup, Bob Diamond, de Barclays Capital, y James Dimon, consejero delegado de JPMorgan, según The Wall Street Journal.

El puesto quedó vacante el pasado día 4, cuando dimitió Charles Prince, después de que el mayor banco de EE UU anunciara una caída del 57% de sus beneficios en el tercer trimestre.