Previsiones

Vivienda espera que el precio de los pisos crezca un 4% este año y se acerque al IPC

El crecimiento del precio de la vivienda se situará al final de 2007 en un 4%, según las previsiones que hizo hoy el director general de Arquitectura y Política de Vivienda, Rafael Pacheco.

Asimismo, Pacheco anunció que la modificación de la Ley de Enjuiciamiento Civil para agilizar los desahucios, medida que acompañaba al plan de acceso a la vivienda propuesto por el Gobierno, no podrá llevarse a cabo en esta legislatura, aunque confía en que se realice en la siguiente.

Para el director general de Política de la Vivienda, las últimas medidas adoptadas por el Gobierno buscan "dar un impulso al sector" inmobiliario y de la construcción y "supone una marcha en positivo".

En este sentido, Pachecho quiso desmarcarse de los análisis del mercado que se basan en la "futurología" y en "sentimientos" y no en "estadísticas" y auguran una "reducción dramática" de la actividad del sector, si bien reconoció que "el sector entra en una nueva situación y hay que adaptarse".

El responsable de Vivienda indicó que este año se construirán más de 550.00 viviendas libres y alrededor de 100.000 protegidas. "Estamos por encima de las 600.000 viviendas, se le puede llamar muchas cosas, pero parálisis del sector es un calificativo que se encontraría lejos" de la realidad, apuntó.

Respecto al descenso de las transacciones inmobiliarias, señaló que este dato "no significa que no se vendan viviendas" y aseguró que el porcentaje no es "para que cierren cientos y cientos de agencias" inmobiliarias.

Por su parte, la ministra de Vivienda, Carme Chacón, afirmó, hace poco más de una semana, que el aumento de los precios de la vivienda "se está estabilizando en el 5%" y que "el proyecto y la voluntad del Gobierno" es que se estabilicen en subidas similares a las del IPC.

A la espera de grandes movimientos corporativos

Por otro lado, el 'VI Foro Inmobiliario' sirvió de marco para la presentación del estudio 'El mapa del sector', elaborado por Aguirre Newman y el Instituto de Empresa, en el que se asegura que cinco inmobiliarias españolas se encuentran entre las diez mayores cotizadas europeas, por lo que, previsiblemente, España será desde el próximo año el escenario de los grandes movimientos corporativos de las inmobiliarias cotizadas europeas, así como un mercado receptor de inversión y patrimonio.

En este contexto, el trabajo prevé un nuevo mapa del sector en España con siete familias principales, entre las que se encontrarían Metrovacesa, Reyal-Urbis, Inmocaral-Colonial-Riofisa, Astroc-Rayet-Landscap, Fadesa-Martinsa, Sacyr Vallehermoso-Testa y Habitat-Ferrovial Inmobiliaria.

En segundo plano, se situarán seis empresas de menor tamaño (Renta Corporación, Urbas, Realia, Montebalito, Parquesol y grupo Inbesòs), que tendrán que llevar a acabo acciones estratégicas, como fusiones o asociaciones, para ganar más volumen.

Asimismo, el trabajo señala que el descenso de la actividad promotora deberá compensarse con una contribución superior de la actividad patrimonial, ya que las entidades financieras se muestran más reacias a conceder crédito cuando no existe una línea de negocio patrimonial que sirva como garantía de pago.

También precisa, de hecho, que las principales inmobiliarias españolas ya han iniciado estrategias ante el enfriamiento del mercado residencial encaminadas a una mayor internacionalización, diversificación y concentración de sus negocios.

Estos movimientos pasan, según el estudio, por lograr un crecimiento más sostenible en el tiempo y no un ¢crecimiento a cualquier precio¢, adoptar estrategias de financiación ante la crisis de liquidez y la progresiva salida de las financieras de los equipos inmobiliarios y, por último, estrategias de cotización bursátil, dado que el coste financiero de su deuda está referenciado al valor de sus acciones.