Buen gobierno

Los futbolistas juegan su partido contra la pobreza en el mundo

Los amigos de Ronaldo se enfrentan hoy en La Rosaleda a los de Zidane.

La cita es en Málaga esta misma tarde. En el recién remodelado estadio de La Rosaleda la ciudad andaluza se celebra por quinto año consecutivo el Partido contra la Pobreza: amigos de Ronaldo contra amigos de Zidane. Tendrá lugar a las 19.00 horas y será televisado por Cuatro.

Hasta el momento, esta iniciativa del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con la que en España colabora Renfe, ha logrado recaudar fondos para una docena de proyectos de desarrollo en América Latina, Asia y África. Por ejemplo, gracias a esta iniciativa se han logrado mejorar los niveles sanitarios y de educación para 3.000 niños de la Citá du Soleil en Haití, rescatar de la mendicidad a las mujeres discapacitadas de Burkina Faso, construir un centro de música para jóvenes ciegos en Etiopía y dar acceso a la salud a 40.000 habitantes de la República Democrática del Congo.

Ronaldo y Zidane serán de nuevo los capitanes de los dos equipos que se enfrentarán en este encuentro benéfico, cuyo objetivo es luchar contra la pobreza en el mundo. Junto a ellos han confirmado su presencia cerca de 50 futbolistas de muchos clubes españoles, pero también de otros extranjeros.

La organización del evento tiene la confirmación de la presencia de jugadores del Olympiacos (Lua Lua), Chelsea (Belletti), del Ajax (Gabri), del Brujas (Clement y Leko), Fortuna Dusseldorf (De Cock), Oporto (Pedro Emanuel), Benfica (Luisao) o Aris Salónica (Koke).

Además, jugarán Michel Salgado, Soldado, Antonio López, Mista, Víctor Valdés, Oliveira, Diogo y Luccin, Echeverría, Ator Ocio, Sergio, Cristian o Renato, entre otros muchos jugadores procedentes de equipos nacionales. El juego estará arbitrado por el colegiado italiano ya retirado Pier Luigi Collina.

El partido contra la pobreza ya se ha celebrado en Madrid (2002), Basilea (Suiza, 2003), Dusseldorf (Alemania, 2005) y Marsella (Francia, 2006). En esta ocasión, el precio de las entradas oscila entre los 10 y los 25 euros.

Tanto el brasileño del Milan Ronaldo como el francés Zinédine Zidane, ya retirado del fútbol profesional, son embajadores del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Ambos reiteran un año más su compromiso para luchar contra el hambre a través de un encuentro que va consiguiendo una mayor atención y en la que los amigos jugadores de los dos deportistas se unen en su intención de erradicar la pobreza.

El partido está respaldado por la FIFA y cuenta con el patrocinio, además de Renfe, de las marcas deportivas Adidas y Nike.

Para qué sirvieron los fondos de los partidos anteriores

En las Islas Comores, unos programas de microcréditos han ayudado a las mujeres a crear empresas.

En Guinea Bissau se ha enseñado a grupos de mujeres a reciclar residuos plásticos para convertirlos en objetos artesanales y artísticos, cuya venta les supone una notable fuente de ingresos.

En Brasil, la ONG Criança Esperança ha reconstruido el Teatro del Pueblo, en un barrio marginal de Río de Janeiro, para que los niños pobres y sus familias tengan acceso a la cultura.

En Namibia, 1.200 trabajadores de 200 pymes, principalmente mujeres, han recibido formación para mejorar la gestión de sus negocios y conseguir acceso a créditos.

En Vietnam, una serie de televisión ha concienciado a los jóvenes y les ha animado a participar en actividades de desarrollo económico y social.

En Marruecos se están construyendo polideportivos en comunidades con ingresos reducidos.

Son algunos ejemplos de las actuaciones llevadas a cabo en otros países como Bolivia, Cuba, Uganda, Madagascar o Tanzania, por ejemplo, para ayudar a erradicar la pobreza.

Una red mundial para el desarrollo

Ronaldo y Zinedine Zidane son Embajadores de Buena Voluntad del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Y como tales embajadores han invitado hoy a jugar a los más destacados futbolistas para que se unan a ellos en este quinto Partido contra la Pobreza que pretende luchar contra la pobreza en el mundo. Este es precisamente el principal objetivo del PNUD, organización que está presente en 166 países.

En la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas, celebrada en 2000, los líderes del mundo asignaron al desarrollo un papel central dentro del programa mundial mediante los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que establecen metas claras para reducir la pobreza, la enfermedad, el analfabetismo, la degradación del medio ambiente y la discriminación contra la mujer para el año 2015.

El administrador de PNUD, Kemal Dervis, ha asegurado que de la misma forma en la que los jugadores analizan en partido durante el descanso, 'hemos llegado al medio tiempo de la campaña mundial de lucha contra la pobreza y el logro de los Objetivos del Milenio para el Desarrollo. Durante el primer tiempo hemos logrado resultados, pero aún tenemos mucho trabajo por hacer si queremos ganar la batalla de aquí al 2015'.