Laboral

Los empresarios esperan un repunte del desempleo

El mercado laboral confirmará su desaceleración en los próximos meses: se perderán 60.000 empleos entre noviembre y enero, aumentará el paro y la temporalidad. Así lo estima el indicador que elabora Analistas Financieros Internacionales (AFI) para la patronal de grandes empresas de trabajo temporal (Agett).

El secretario general de la patronal madrileña CEIM, Alejandro Couceiro y el presidente de Agett, Francisco Aranda, presentaron el viernes el indicador adelantado de empleo AFI-Agett, que confirma un 'suave aterrizaje' del mercado laboral. En concreto, prevé que el número de ocupados (equiparables a los de la Encuesta de Población Activa) pasará de 20.640.000 en noviembre a 20.580.000 en enero de 2008, lo que supondrá la pérdida de 60.000 empleos en estos meses.

No obstante, el ritmo interanual de creación de empleo incluso repuntará levemente del 2,8% al 3,1%, con cerca de 600.000 nuevos empleos.

A pesar de que este volumen de creación de empleo sigue siendo elevado, es medio punto inferior al que se registraba hace un año. Esto lleva a los autores de este indicador a asegurar que 'se confirma la ralentización del mercado de trabajo y no solo porque crece el paro, que seguirá aumentando en los próximos meses, sino también porque el empleo no crece tanto como lo hacía antes'.

Además, según explican los técnicos de AFI, este repunte del desempleo, ya iniciado en el tercer trimestre, no es atribuible a que haya más parados que buscan su primer empleo, ya que este colectivo se ha reducido, sino a que se prolonga el tiempo de búsqueda de empleo de los ya parados y aumenta el número de quienes pierden su empleo. Es más, que se incremente el tiempo de búsqueda de un puesto de trabajo 'nos lleva a pensar que empiezan a existir dificultades para encontrar empleo'.

Los empresarios esperan, además, un repunte de la temporalidad en los próximos meses. Esto obedecerá a que en 2008 ya habrán terminado la mayoría de las bonificaciones a la contratación indefinida inicial. Y, en segundo lugar a que, 'en un momento en el que se anticipa la desaceleración debería aumentar la contratación temporal', explicó José Antonio Herce, socio director del área económica de AFI.

Respuesta

Así, los autores del indicador aseguraron que en este escenario, la respuesta de las empresas ante el cambio de tendencia del mercado laboral dependerá de lo flexible que sea. Según su definición, esta flexibilidad radica en que, en un momento de desaceleración de la economía, se mantenga el flujo de entradas y salidas del mercado de trabajo y convivan los contratos temporales e indefinidos. Por el contrario, en un mercado inflexible las entradas se reducen, las salidas aumentan y la contratación es básicamente temporal. En los últimos años la flexibilidad del mercado español se ha basado en el dinamismo de la contratación de inmigrantes, por lo que los autores del indicador reclamaron reformas legales que hagan más flexible el mercado.

Las ETT siguen pendientes de una reforma de su sector

La patronal de las grandes ETT (Adecco, Alta Gestión, Flexi Plan, Laborman, Randstan y Starpeople) siguen esperando una reforma legal que les permita ampliar su mercado. Reclaman desde hace años que la ley les autorice a ser intermediarios de los contratos indefinidos, así como en programas de formación. Igualmente, estas empresas tienen vetada su actividad en la Administración Pública y la construcción. Sin embargo, los pocos meses que restan hasta las elecciones hacen pensar que la reforma no llegará esta legislatura. A pesar de ello, el presidente de esta patronal, Francisco Aranda, aseguró que 'la música del Ministerio de Trabajo es buena, pero le falta la letra'.