Madrid

Destapada una red de corrupción de funcionarios municipales de Madrid

La Guardia Civil efectuó ayer varios registros en diversas dependencias del Ayuntamiento de Madrid para investigar una supuesta red estable de funcionarios que habrían cobrado comisiones para agilizar la concesión de licencias de actividad de diversos locales. Por el momento se han practicado 16 detenciones.

Los registros de los agentes se produjeron en varias sedes de Urbanismo y Medio Ambiente en las juntas de distrito de Chamberí, Centro y San Blas. Según informó el fiscal jefe de la Audiencia de Madrid, Manuel Moix, la red cobraba alrededor de 20.000 euros por gestión a cambio de agilizar los trámites para conceder licencias de actividad, que pasaban de durar dos años a cinco días.

Es decir, que funcionaban como 'una mínima organización estable' que obtenía beneficios a través del cobro de comisiones, señalan desde la Fiscalía. Las mismas fuentes constataron que la trama podría haber intervenido en un total de 187 expedientes y descartaron por el momento y con la información disponible implicaciones políticas.

Nada más conocerse la actuación de la Guardia Civil en la denominada Operación Guateque, el vicealcalde de la ciudad, Manuel Cobo, aseguró que la investigación seguía abierta, bajo secreto sumarial y afecta a 16 funcionarios, que podrían haber incurrido en los delitos de cohecho, tráfico de influencias y prevaricación. Cobo explicó que los registros efectuados ayer incluyeron domicilios particulares y diversas oficinas de empresas y descartó cualquier conexión con la Operación Malaya, ni con operaciones urbanísticas, ni reclasificaciones.

La Guardia Civil practicó registros en dependencias municipales

El vicealcalde indicó que los funcionarios investigados llevan, en su mayoría, 'mucho tiempo' trabajando en el Ayuntamiento y, entre ellos no figura ningún alto cargo.

También apuntó que están siendo investigados diversos particulares vinculados a los locales que habrían obtenido ilegalmente las licencias, si bien Cobo apeló al secreto del sumario para no facilitar ningún nombre.

Fuentes cercanas a la investigación matizaron que se trata fundamentalmente de abogados y arquitectos. Y es que los locales para los que presuntamente los funcionarios conseguía tramitar licencias a cambio de comisiones son 'de todo tipo', según afirmó Cobo, quien añadió que la obtención de dichos permisos precisaban algún tipo de 'informe técnico de Medio Ambiente u otra área'. Desde el Consistorio madrileño se informó que la investigación está llevándose a cabo por el Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid. Esta comenzó a raíz de una denuncia presentada por un particular que, en los trámites de obtención de una licencia, advirtió un comportamiento presuntamente delictivo y alertó de la situación. La Guardia Civil inició las pesquisas antes del verano, cuando pinchó varios teléfonos, y 'contó con la colaboración del Gobierno municipal', según Cobo. Por su parte, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, indicó que la trama 'afecta a una serie de funcionarios y a gente que no lo es', sin querer matizar esta cuestión.

Duras críticas de la oposición

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, David Lucas, aseguró ayer que hay que exigir responsabilidades políticas por la presunta trama de corrupción destapada en el Ayuntamiento de Madrid y señaló que su partido estará 'pendiente' de la posible conexión entre estos hechos y la Operación Malaya.

En este sentido, Lucas afirmó que deberá ser el juez quien determine si existe relación entre ambas tramas de corrupción y apuntó que el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, no puede 'escudarse' en los funcionarios 'y decir que sólamente hay una trama que afecta a éstos', sino que existen 'responsabilidades políticas' que hay que depurar. Además, indicó que, al tratarse de una red con ramificaciones en las áreas de Gobierno de Urbanismo y Medio Ambiente y en las juntas de distrito de Chamberí, Centro y San Blas, es una trama de 'las más importantes' que últimamente se han detectado.

El portavoz de Izquierda Unida, Angel Pérez, denunció la falta de soluciones del equipo de Ruiz-Gallardón para evitar la 'maraña administrativa que propicia la corrupción'. 'æpermil;se es el verdadero termómetro de la modernidad y no someter a los ciudadanos a una maraña administrativa', dijo.