El mejor del Ibex

Ferrovial celebra el incremento de participación de su presidente con una subida del 6,4%

La venta de los aeropuertos australianos y un contrato para gestionar el alumbrado en una región de Reino Unido son otros de los catalizadores del valor en los últimos días.

Siempre que un accionista significativo de una compañía incrementa su participación en el capital de la misma es visto con buenos ojos por el mercado. Esto es lo que le ha sucedido hoy a las acciones de la constructora Ferrovial que nadaron contra corriente y escalaron al primer puesto del día con un repunte del 6,41%, si bien sus títulos llegaron a subir un 7,5%.

El mercado está recogiendo positivamente el incremento de participación por parte de su presidente. Rafael del Pino anunció ayer que ha invertido 13,9 millones de euros en la compra de acciones del grupo, representativas del 0,168% de su capital social. Del Pino se hizo entre los pasados días 5 y 7 con un paquete de 236.000 acciones a un precio medio de 58,90 y 59,22 euros por acción, según consta en los registros de la CNMV. Se trata de la segunda inversión que el presidente de Ferrovial realiza a título personal en acciones de la compañía en el último mes y medio, después de que a comienzos de octubre destinara 29,4 millones en un primer paquete equivalente al 0,367% de la empresa.

Pero los expertos apuntan que esta no es la única noticia positiva de la que se está beneficiando el valor. La constructora anunció ayer que se ha adjudicado el contrato de mejora, gestión y mantenimiento durante 25 años del alumbrado público del condado británico de Norfolk, por un importe de unos 150 millones de libras (unos 215 millones de euros), según datos de la compañía. La compañía se ha adjudicado este contrato a través de su filial británica de servicios Amey.

FERROVIAL 26,23 -2,38%

En virtud del contrato, del que resultó finalista el pasado mes de julio, Amey deberá sustituir 50.000 puntos del alumbrado público y 12.000 señales luminosas en todo este condado, además de encargarse de las labores de mantenimiento y reparación de averías durante todo el periodo de duración del mismo.

Además, la pasada semana la compañía hizo pública la desinversión de sus aeropuertos australianos. A través de su filial británica BAA, ha vendido la participación que tenía en seis aeropuertos de Australia a la empresa local Hastings Fund Managementy Limited por un importe de 775 millones de dólares australianos (495 millones de euros), informó hoy el grupo.

Se trata del 19,8% que el grupo que preside Rafael del Pino tiene en los aeropuertos de Melbourne y Launceston, el 15% del de Perth, y el 10% de Northern Territory, sociedad a su vez titular de los aeropuertos de Darwin, Alice Springs y Tennant Creek.

La venta de estos activos se ha cerrado a 16,3 veces el beneficio bruto de explotación (Ebitda) que generan, según indicaron a Europa Press en fuentes de Ferrovial. El grupo de construcción y servicios enmarcó la operación en la estrategia de BAA de desprenderse de activos no estratégicos localizados fuera del Reino Unido y avanzó que destinará el importe obtenido a sufragar deuda que asumió para comprar BAA.

Ferrovial anunció recientemente que prepara una alternativa de financiación para el caso de que finalmente tenga que retrasar la emisión de bonos de unos 12.900 millones de euros que tiene prevista para refinanciar la deuda de BAA y atender sus necesidades de inversión.