Mercados

El Ibex no aguanta la presión y rompe una racha de siete semanas de ascensos

El selectivo español cerró la semana con un recorte del 0,58% a pesar de que llegó a tocar la barrera psicológica de los 16.000 puntos. Con ello, el parqué español ha roto la tendencia alcista de las últimas siete semanas. La incertidumbre económica y las caídas de las entidades bancarias y constructoras lastraron al selectivo que perdió un 1,35% durante la sesión.

Las principales bolsas europeas comenzaron con ganancias que fueron moderando según avanzaba la sesión hasta que, como el Ibex (que cerró en los 15.731,20 puntos), se daban la vuelta a terreno negativo. En París, el Cac 40 cedía un 1,91%, el londinense Footsie se dejaba un 1,21% y el Dax alemán perdió un 0,09%.

Los mercados europeos se inundaron del pesimismo de Wall Street tras los comentarios del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, que el jueves no pintó un panorama demasiado favorable para la economía de Estados Unidos. Una previsión que arrastró a las entidades financieras europeas, como es el caso de Barclays, que cerró con pérdidas del 2,42%, después de caer un 9,1% por la posibilidad de que sus cuentas del cuarto trimestre se vean perjudicadas por la crisis de las hipotecas de alto riesgo.

El filón de las energías renovables fue el protagonista de las principales subidas semanales del selectivo. Los títulos de Acciona sumaron un 7,08%, a pesar de que el viernes cayeran un 5,60% por la toma de beneficios de los inversores. Por su parte, Iberdrola ganó durante la semana un 5,60% y Unión Fenosa, se revalorizó un 4,60%.

IBEX 35 6.860,20 0,15%

Los títulos de Sacyr Vallehermoso fueron los más castigados durante la semana, con una caída del 9,91%. Seguidos por las acciones de NH Hoteles, que retrocedieron un 7,41%. Por su parte, dos de los tradicionales pesos pesados del selectivo también cerraron entre los más penalizados. Las acciones de BBVA perdieron un 4,67% y las de Telefónica retrocedieron un 3,32%.

Por su parte, Santander finalizó la semana con unas ganancias del 0,54% gracias al impulso que supuso la venta de la entidad italiana Antonveneta.

Durante la sesión del viernes las constructoras fueron los valores más castigados. Ferrovial se dejó un 4,42%, seguida de Sacyr Vallermoso, que perdió un 4,31%, así como Cintra, un 2,85%.

En el terreno de las divisas, el euro volvía a marcar nuevos máximos frente al §billete verde§ al alcanzar los 1,4738 dólares, después de que Ben Bernanke afirmara que la economía norteamericana puede ver ralentizado su crecimiento en el cuarto trimestre. El negro panorama pintado por el máximo responsable de la política monetaria estadounidense está beneficiando al oro, metal refugio ante tormentas de este tipo, y que hoy se paga a precios máximos: ha llegado a cotizar a 850 dólares la onza en algunos momentos del día.